El primer ministro iraquí da un ultimátum de 72 horas a la milicia para abandonar las armas

  • Al menos 58 personas han muerto y unas 250 han resultado heridas en los combates registrados entre el Ejército iraquí y la milicia "Ejército del Mahdi" del clérigo chií Muqtada al Sadr

Al menos 58 personas han muerto y unas 250 han resultado heridas en los combates registrados entre el Ejército iraquí y la milicia "Ejército del Mahdi" del clérigo chií Muqtada al Sadr en varias áreas de Irak, ha indicado el Ministerio de Interior.

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, ha dado un ultimátum a la milicia para que abandone las armas en 72 horas, si no quiere que se le aplique "graves castigos".

Los enfrentamientos, iniciados el lunes en la provincia de Basora (sur), ya se han extendido a otras zonas como Bagdad y la localidad de Kut, 150 kilómetros al sur de la capital.

Por ahora los combates han causado hoy 20 muertos y 115 heridos en el barrio bagdadí de Ciudad Sadr, mientras que la cifra asciende a 38 fallecidos y 134 heridos en dos días de combates en Basora.

Las tropas iraquíes, apoyadas por el Ejército estadounidense, se enfrentan a los milicianos chiíes en varias zonas de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, donde se ha impuesto el toque de queda. También se han registrado combates similares en los barrios de mayoría chií de Al Amel y de Risala, en el sur de la capital.

Asimismo en Kut, considerada uno de los bastiones de la milicia, hubo enfrentamientos, apuntaron las fuentes, que agregaron que el "Ejército del Mahdi" se ha hecho con el control de algunos barrios.

La lucha continúa además en la ciudad meridional de Basora, 550 kilómetros al sur de Bagdad, donde los combates se han reanudado tras una breve pausa por la noche.

En Amara, 350 kilómetros al sur de Bagdad, al menos cinco militares iraquíes fallecieron hoy y ocho vehículos blindados fueron incendiados en una emboscada tendida por un grupo armado, aunque se desconoce si los atacantes están vinculados a la milicia de Muqtada.

También el miércoles, al menos 40 supuestos insurgentes han muerto y decenas han resultado heridos en un bombardeo aéreo estadounidense en Duluiya, 90 kilómetros al norte de Bagdad, en un ataque al margen de los combates de los militares iraquíes con las milicias chiíes.

Los bombardeos de EEUU, según la agencia de noticias independiente Asuat al Iraq, que cita una fuente de seguridad no identificada de la provincia de Salehedín, se iniciaron en la madrugada del martes en las regiones de Al Busalibi y de Al Azim, al este de la ciudad de mayoría suní de Duluiya, y continuaron durante todo el día.

Las dos zonas se han convertido en las últimas semanas en refugio de militantes de la red terrorista Al Qaeda en Irak, después de que fueran expulsados de Duluiya, mientras el mando militar de EEUU no ha confirmado ni desmentido el suceso.

Asimismo, una lluvia de proyectiles de mortero ha caído sobre la fortificada Zona Verde, en el centro de Bagdad, en el que es el tercer ataque de este tipo en menos de 24 horas, apuntaron fuentes policiales.

Al menos una persona murió y otras cuatro resultaron heridas por el impacto de un proyectil en el ministerio de Exteriores iraquí, cuya sede se encuentra en la Zona Verde.

Además, el mando de EEUU anunció hoy que al menos uno de sus soldados ha muerto en combate en Bagdad, con lo que el número de militares norteamericanos fallecidos en Irak desde la invasión del país en 2003 asciende ya a 4.001.

El Ejército norteamericano informó en un comunicado de que el militar falleció ayer por "fuego hostil" cuando participaba en una operación militar en el sur de la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios