El gobierno tibetano en el exilio advierte de una "masacre"

El gobierno tibetano en el exilio advirtió de una "masacre" por parte de las fuerzas de seguridad chinas en el Tíbet. La situación es "muy grave", aseguró en una declaración publicada el lunes.

A la media noche del lunes (16:00 GMT) vence un ultimátum lanzado por las autoridades chinas contra los participantes en las manifestaciones y protestas antichinas en el Tíbet para que se entreguen a la policía.

El gobierno en el exilio se encuentra "profundamente preocupado" por la seguridad de sus compatriotas en el Tíbet y pide a la comunidad internacional que obligue a Pekín a poner fin a la represión contra el pueblo tibetano.

Mientras tanto, en la capital india Nueva Delhi se manifestaron el lunes pacíficamente más de 1.000 tibetanos exiliados contra la política del gobierno chino y la violencia empleada por las fuerzas de seguridad en el Tíbet y exigieron el fin del dominio chino en su patria.

En la India, Nepal y Bután viven en total unos 130.000 tibetanos exiliados. El gobierno en el exilio tibetano, no reconocido por ningún Estado del mundo, tiene su sede en Dharamsala, en el norte de la India.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios