Francia

La derecha resiste el empuje de la izquierda en las Municipales francesas

  • La Unión por un Movimiento Popular (UMP) del presidente Sarkozy obtiene un 45% mientras que el partido socialista francés alcanza el 47% de los votos.

Comentarios 1

La izquierda adelantó a la derecha en la primera ronda de las elecciones Municipales celebradas este domingo en Francia, al obtener un 47% de los votos, pero la derecha resistió mejor de lo esperado con un 45%, lo que deja abierta la segunda vuelta para fijar el control de muchos ayuntamientos.

Esos eran los porcentajes ofrecidos esta madrugada por el Ministerio del Interior sobre la base de 26 millones de inscritos en unos comicios que tuvieron una participación relativamente baja, del 61%, frente al 67,29% en la misma primera vuelta de las Municipales de 2001.

En las elecciones Cantonales, que también se celebraban ayer en alrededor de la mitad de las circunscripciones del país para renovar a los representantes en los consejos generales de los departamentos, la ventaja de la izquierda fue más clara: un 48% frente al 41%.

La izquierda había intentado durante la campaña aprovechar el bajón de popularidad del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para capitalizar ese descontento, también relacionado con un contexto económico difícil.

En ese sentido, el líder del Partido Socialista, François Hollande, destacó que esta primera vuelta "marca la voluntad de advertir al presidente de la República y al Gobierno", pero al mismo tiempo lanzó un mensaje a sus electores de cara a la segunda y última vuelta el próximo domingo: "una desmovilización (...) sería un grave error".

El primer ministro francés, François Fillon, hizo hincapié en que las cifras del domingo "son más equilibradas de lo que se nos había avanzado", y acusó a la oposición de querer dar a estos comicios una dimensión política nacional que "no corresponde a las realidades y a las necesidades locales".

Sobre el terreno, el Partido Socialista logró una victoria sonada en Lyon, donde su alcalde, Bertrand Collomb, consiguió salir elegido directamente en esta primera ronda frente al ex ministro conservador Dominique Perben.

También es simbólica la victoria que parece garantizada para el alcalde socialista de París, Bertrand Delanoe, cuya candidatura adelanta a la de su principal rival, la conservadora Françoise de Panafieu, por 14 puntos.

Igualmente tiene bastantes posibilidades de hacerse con la cuarta ciudad del país, Toulouse, y con otra que tiene una dimensión internacional particular, Estrasburgo.

La derecha resistió bastante bien en ciudades donde aparecía amenazada, y en primer lugar en la segunda más grande del país, Marsella, donde el actual alcalde conservador, Jean-Claude Gaudin, se situó por delante del candidato socialista, Jean-Noel Guérini (41% frente al 39%) y tiene perspectivas de mantenerse en el cargo.

Uno de los protagonistas en la segunda vuelta del próximo domingo será el partido centrista del MoDem, cuyo presidente, François Bayrou, tras los resultados de anoche decidió no dar una consigna general a sus candidatos sobre las alianzas para el próximo domingo.

Bayrou, que compite por la alcaldía de Pau y ayer quedó con un 32,61% en segundo lugar frente a la socialista Martine Lignêres-Cassou (33,87%), disputará el puesto probablemente también con Yves Urieta (27,80%), del partido de Sarkozy, la Unión por un Movimiento Popular (UMP).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios