Los combates en el sur de Iraq elevan a 95 los muertos mientras el conflicto se extiende

  • El conflicto se está extendiendo a otras zonas del país, donde también se están registrando combates

Los enfrentamientos armados que mantienen desde hace dos días las tropas iraquíes y la milicia chií del Ejército del Mahdi en el sur de Irak, pero sobre todo en las ciudades de Basora y Kut, elevan a 95 el balance de víctimas mortales y a 300 los heridos. Mientras, el conflicto se está extendiendo a otras zonas del país, donde también se están registrando combates.

Por un lado, fuentes policiales de Basora informaron que los fallecidos ya son 51 y los heridos son al menos 225. Además, hombres armados atacaron a las tropas iraquíes que se dirigían hacia Basora, matando a dos soldados en la localidad de Al Rifai, cerca de Nasiriya, a unos 375 kilómetros al suroeste de Bagdad.

Asimismo, Abdul Hanin al Imara, jefe de Policía de la provincia de Wasit, de la que Kut es capital, cifró en 44 las víctimas mortales y en 75 los heridos.

Si los combates más cruentos se producen en el sur, en Bagdad la situación empieza a ser preocupante, ya que los enfrentamientos se han extendido a los barrios chiíes. En una estación de autobús del centro de la capital tres personas perdieron la vida y otras 15 sufrieron heridas por un ataque con morteros, según la Policía.

Por otra parte, en el barrio de Ciudad Sadr, situado en el noreste de la ciudad, hombres armados atacaron un puesto de control del Ejército iraquí, causando heridas a cuatro soldados.

En la ciudad de Daquq, situada cerca de Kirkuk --en el norte del país-- también se produjo un ataque contra una patrulla del Ejército por parte de hombres armados. Cuatro soldados fallecieron en este asalto, indicó la Policía.

En Kirkuk, situada a 250 kilómetros al norte de Bagdad, estalló un coche bomba que acabó con las vidas de dos efectivos de la fuerza de seguridad kurda 'Peshmerga' y causó heridas a otras seis personas, incluidos dos civiles.

Otra explosión, esta vez por una bomba de carretera, tuvo lugar cerca de una patrulla de la Policía en la localidad de Mahaweel, a 75 kilómetros al sur de la capital, matando a cuatro agentes e hiriendo a otros cuatro.

Por otro lado, las autoridades iraquíes han encontrado los cadáveres de siete personas en un pueblo cerca de Baquba --también en el sur del país-- y en Bagdad. Cuatro de ellos presentaban heridas de bala en la cabeza, según fuentes del hospital adonde fueron trasladados los cuerpos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios