Diez candidatos participarán en las elecciones presidenciales francesas

Un total de diez candidatos se disputarán la Presidencia de Francia en las próximas elecciones, cuya primera vuelta se celebrará en abril, anunció el Consejo Constitucional, día en que los actos de campaña se han suspendido tras el sangriento ataque a un colegio judío en Toulouse (sur del país).

El presidente de la máxima autoridad jurisdiccional del país, Jean Louis Debré, informó de que entre los postulantes que han reunido los 500 avales necesarios de cargos electos se encuentran los dos favoritos en las encuestas: el actual presidente, el conservador Nicolas Sarkozy, y el líder socialista, Francois Hollande.

Entre los candidatos, dos más que en los comicios de 2007, ganados por Sarkozy, hay tres mujeres: la ultraderechista Marine Le Pen, líder del Frente Nacional (FN); la ecologista Eva Joly, de Europe Ecologie Les Verts (EELV), y la ultraizquierdista Nathalie Artaud, de Lucha Obrera (LO).

A ellas se suman el centrista Francois Bayrou (MoDem); el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, de Front de Gauche; el soberanista Nicolas Dupont-Aignan, de Debout la République; el trotskista Philippe Poutou, de Ligue Comuniste Révolutionnaire (LCR); y el gaullista de izquierdas Jacques Cheminade.

El plazo para la entrega de las candidaturas finalizó el pasado viernes, y como ya se anunció entonces, el exprimer ministro Dominique de Villepin no alcanzó los apadrinamientos requeridos y se quedó fuera de la carrera.

A 34 días de la primera vuelta de las elecciones, prevista para el 22 de abril, la campaña electoral quedó hoy paralizada en solidaridad con las víctimas del ataque perpetrado por un desconocido que disparó de forma indiscriminada a la entrada de un colegio judío en Toulouse, matando a tres niños y un adulto.

Sarkozy y Hollande acudieron hoy a ciudad del sur de Francia para expresar su condena a la agresión de dar sus condolencias a los familiares de las víctimas.

En una semana en la que los aspirantes tienen copada su agenda con desplazamientos y comparecencias en los medios, Le Pen fue la primera en anular su presencia esta noche en un debate de la cadena pública France 2. Hollande canceló también sus actos del día y su comparecencia en un programa de Canal +, mientras que Sarkozy, el primero en llegar a la escuela Ozar Hatorah de Toulouse, donde ocurrió el tiroteo, mantuvo su intervención a última hora de la tarde en France 3.

Después, Sarkozy acudirá, al igual que su principal rival en los comicios, a un acto en una sinagoga de París en memoria de las víctimas del ataque al colegio judío de Toulouse.

El suceso, en el que murieron tres niños y un adulto y hubo diversos heridos, y que ha recibido la condena unánime de la clase política del país, podría hacer virar la campaña, centrada hasta ahora en temas económicos, hacia cuestiones de seguridad nacional. No participarán en las elecciones, según lo anunciado hoy por el Consejo Constitucional, ni la exministra de Ecología Corine Lapage ni el populista Nicolas Miguet, que el viernes todavía no sabían si habían superado las condiciones establecidas.

El principal escollo parte de la ley de los avales, adoptada en 1976, y sobre la que Le Pen, viendo que peligraba su candidatura ante la dificultad de obtenerlos, pidió al Constitucional revisar la norma para que estos apoyos se mantuvieran en secreto, una petición no admitida en pro de la transparencia democrática. El último sondeo, publicado este domingo por "Le Journal du Dimanche", da favorito a Hollande, que pese a haber cedido terreno en las últimas semanas acapararía el 54 por ciento de los votos en la segunda vuelta, prevista para el 6 de mayo, ocho puntos más que Sarkozy.

Le Pen se mantendría, según ese sondeo, como la tercera candidata con más fuerza, con el apoyo del 17,5 por ciento de los votantes, insuficiente para pasar a esa segunda ronda, pero con más de cuatro puntos de distancia de otros como Bayrou (13%) o Mélenchon (11%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios