Un atentado en Basora causa tres muertos

  • El atentado causó la muerte de tres guardaespaldas del jefe de la policía local, el general Abdul Yalil Jalaf, quien resultó ileso, informaron fuentes de seguridad

Mientras, los enfrentamientos entre el Ejército iraquí y la milicia chiita Ejército del Mahdi continúan por tercer día consecutivo en Basora y se extendieron a Ciudad Sader, un suburbio chiita de Bagdad, y a la ciudad de Karbala, en el centro del país.

En Ciudad Sader, iraquíes armados atacaron a soldados estadounidenses después de que éstos cerraran las vías de acceso al suburbio, indicó un seguidor del movimiento del clérigo radical chiita Muktada al Sader, al que pertenece el Ejército del Mahdi.

En Hilla, 100 kilómetros al sur de Bagdad, 60 personas murieron y otras 32 resultaron heridas cuando helicópteros estadounidenses atacaron en la noche del miércoles a combatientes del Ejército del Mahdi enzarzados en enfrentamientos con tropas iraquíes. Casi todos los muertos eran milicianos, informó un portavoz de la policía local.

El Partido Islámico (sunita), del vicepresidente Tarik al Hashimi, quien lleva años pidiendo un a respuesta más dura a las actividades de los milicianos chiitas, llamó sorpresivamente hoy al gobierno de Bagdad a actuar con mayor prudencia y a restablecer la calma. El gobierno del primer ministro Nuri al Maliki había iniciado el martes una gran ofensiva contra el Ejército del Mahdi en el sur del país.

Mientras, extremistas volaron hoy un oleoducto que lleva crudo de los campos petrolíferos en el sur de Irak a Basora. Testigos dijeron que la explosión originó un incendio de grandes proporciones.

Según fuentes de seguridad iraquíes, todos los trabajadores extranjeros de las empresas petroleras que operan en Basora abandonaron sus lugares de trabajo después de que dos vigilantes nepaleses fuesen asesinados por extremistas.

En Kirkuk, en el norte de Irak, un oficial del servicio secreto kurdo murió y seis miembros de su patrulla resultaron heridos al explotar un coche bomba accionado por control remoto, informó hoy la policía local.

El Ejército estadounidense dio a conocer que dos de sus soldados fueron abatidos por insurgentes el miércoles en Bagdad. El mismo día fueron lanzados 16 misiles contra la fortificada Zona Verde en la capital iraquí, que causaron heridas a un soldado estadounidense, otro iraquí y dos civiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios