Un afroamericano invidente, nuevo gobernador de Nueva York

  • Tras el caso de Eliot Spitzer, al que David Paterson sustituye, y para evitar futuros incidentes, el nuevo gobernador afirmó ante los medios que mantuvo relaciones fuera del matrimonio en el pasado

El demócrata David Paterson, afroamericano e invidente, se convirtió el lunes en nuevo gobernador del estado de Nueva York, una semana después de que se conociera la implicación de su antecesor, Eliot Spitzer, en una red de prostitución.

"Dejen que me presente de nuevo. Soy David Paterson y soy el gobernador del Estado de Nueva York", proclamó con decisión el nuevo jefe del Ejecutivo estatal durante una sesión conjunta de la Legislatura en la que juró el cargo ante la juez Judith Kaye y en presencia de su esposa, Michelle.

No obstante, Paterson aseguró al tabloide local Daily News que él y su esposa mantuvieron relaciones fuera de su matrimonio en el pasado, aunque aclaró que no utilizó para ello dinero público.

En una entrevista conjunta, ambos cónyuges reconocieron que esas relaciones ocurrieron hace  tiempo cuando la pareja pasó por una crisis en su matrimonio.  Paterson admitió haber tenido una relación de dos o tres años con otra mujer, una afirmación que confirmó su esposa, quien dijo que "como todos los matrimonios, atraviesas momentos difíciles".

El recién nombrado gobernador ocupaba hasta ahora el cargo de vicegobernador y fue elegido en las elecciones de 2006 como compañero de terna de Spitzer, una amplia victoria política que ponía fin a doce años ininterrumpidos de gobierno republicano en el estado.

La relación de Spitzer con una organización de prostitutas de lujo ha destrozado de forma inesperada y estrepitosa la carrera de ese ambicioso y enérgico político y ha puesto en el centro del escenario político a Paterson, que tiene amplia experiencia en el Senado estatal donde llegó a ser jefe de la minoría demócrata.

"Nunca esperé tener el honor de servir como Gobernador. Pero nuestra constitución así lo establece", señaló Paterson durante su discurso y agregó que era una evidencia de que "somos un gobierno de leyes y no de individuos".

Paterson recordó que toma las riendas del gobierno en momentos difíciles para su estado y para la economía estadounidense e hizo llamamientos en diversas ocasiones a los legisladores para trabajar juntos con el Ejecutivo en resolver los problemas que se presente y mejorar la vida de los neoyorquinos.

"Las familias de Nueva York tienen más dificultades hoy que ayer", resaltó el nuevo Gobernador y aludió a la necesidad de ayudar a las madres solteras que dependen de dos trabajos para salir adelante, de dar mejor educación a los niños y más atención sanitaria a familias que están desprotegidas.

Paterson, de 53 años de edad, pronunció su discurso sin el tono engolado que suelen asumir algunos políticos en situaciones trascendentes y haciendo gala en diversas ocasiones del sentido del humor y la sencillez que le han facilitado el tener buenas relaciones incluso con sus adversarios políticos.

Sin embargo, la afabilidad y la cordialidad quedarán al margen en las dos próximas semanas, en las que Ejecutivo y Legislativo tienen que ponerse de acuerdo sobre el presupuesto estatal para el próximo ejercicio.

La aprobación del presupuesto, que debería entrar en vigor el próximo 1 de abril, es tradicionalmente uno de los pulsos políticos más enconados a nivel estatal, sobre todo en lo que se refiere a recortes o aumentos del gasto en partidas que la Legislatura o el Ejecutivo puede considerar cruciales.

Nacido en Nueva York y residente en el barrio de Harlem, Paterson padeció de niño una infección que le causó la pérdida de la visión en un ojo y limitó severamente la visión del otro, lo que no le impidió cursar estudios universitarios de Historia y Derecho y en 1985 ser elegido para ocupar un escaño en el Senado estatal.

Esa trayectoria y la superación de adversidades hasta llegar a la cima política en Nueva York le convierten también en un ejemplo a seguir por los discapacitados, como se han encargado de recordar en los últimos días algunas organizaciones de ciegos o con otras minusvalías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios