Sarkozy insiste en crear cuotas de inmigrantes por profesión y región

  • El presidente francés niega que tener una política de inmigración "controlada" sea una muestra de racismo y limita los daños de las municipales por su carácter local

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, insistió ayer en su voluntad de que Francia instaure cuotas de inmigrantes "por profesión y por zona geográfica", en un debate sobre inmigración e integración en Tolón (sureste). "No es anormal que la sociedad francesa haga venir a los inmigrantes que necesite", afirmó el jefe de Estado, flanqueado por su ministro de Inmigración, Integración, Identidad Nacional y Co-desarrollo, Brice Hortefeux.

Sarkozy abogó, como ya lo hizo en el pasado, porque el Gobierno presente cada año en un debate en el Parlamento sus objetivos en materia de inmigración y, en concreto, cuotas anuales.

Una comisión liderada por un ex presidente del Consejo Constitucional tiene hasta el mes de mayo para presentar a Hortefeux un informe sobre "el marco constitucional" de dos reformas contempladas por el Gobierno: "el control cuantitativo" de la inmigración, por medio de cuotas, entre otras formulas, y la "simplificación" del sistema de contencioso de extranjeros.

Cuando puso en marcha la comisión el mes pasado, Hortefeux dijo que excluía la idea de cuotas "étnicas" de inmigrantes, pero no por zonas geográficas.

En el debate de ayer, Sarkozy negó que tener una política de inmigración "controlada" sea una muestra de racismo, como dicen los críticos.

El presidente insistió en que Francia "no puede acoger a todo el mundo", pero sí debe acoger a los que están "perseguidos".

Mientras tanto, aún no está claro qué perdió el Gobierno en las elecciones municipales francesas, pero Sarkozy ya busca limitar los daños.

El presidente dijo ayer que "naturalmente" tendrá en cuenta el resultado de las elecciones municipales y cantonales, que finalizan el próximo domingo, si bien recalcó insistentemente su carácter "local"."El presidente de la República no tiene que implicarse en las elecciones municipales", afirmó el jefe de Estado, al recalcar que se trata de "democracia local".

Sin embargo, dijo que una vez conocidos los resultados "definitivos" tras la segunda y última vuelta, le tocará a todo responsable político, y él mismo "en primer lugar", "sacar las lecciones" de los comicios.

La oposición socialista ha llamado al electorado a transformar la "advertencia" de la primera vuelta en un "castigo" a Sarkozy -cuya popularidad ha caído de forma estrepitosa desde comienzos de año-, y a la política de su Gobierno conservador.

Con respecto a la participación el pasado domingo, que definió como "la más baja registrada en municipales", el presidente dijo que su "deber" es llamar a todos sus compatriotas, sean cuales sean sus opiniones, a que se movilicen para que en cada municipio los elegidos tengan "la legitimidad que necesitarán" para actuar.

Sus actuaciones están marcadas por un nuevo estilo de sobriedad y por la recuperación de viejos temas electorales. Hasta hace poco, la estrategia aún era "cada viaje, una nueva idea". Sarkozy iniciaba constantemente discusiones que generaban titulares. En tanto, parece que ya tiene claro que con ello más bien irritaba a sus electores, que esperaban resultados concretos. Es el nuevo Sarkozy, dicen en su entorno.

Por otra parte, la canciller alemana, Angela Merkel, y Sarkozy acordaron los detalles para la fundación de una Unión Mediterránea, según informó ayer el portavoz del Gobierno alemán, Ulrich Wilhelm, en Berlín.

Los mandatarios presentarán su propuesta conjunta al resto de jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea (UE) mañana en el marco de la cumbre de los 27 que se celebrará en Bruselas.

El portavoz del Gobierno alemán indicó que esa propuesta se basa en una colaboración entre los países de la UE y los Estados que bordean al mar Mediterráneo, en la que todos gozarán de los mismos derechos.

Merkel y Sarkozy alcanzaron consenso también en lo que respecta a los detalles de una presidencia rotatoria de la Unión Mediterránea, alianza que ha de ser la continuación del llamado Proceso de Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios