Obama se confiesa "abrumado" pero desborda optimismo

  • El presidente de EEUU asegura estar convencido de acabar con los problemas del país

El presidente de EEUU, Barack Obama, admite sentirse a veces "sorprendido", a veces "abrumado", pero siempre optimista y convencido de que acabará superando los problemas que sufre el país.

Ese fue el mensaje que comunicó ayer en su rueda de prensa al conmemorar sus primeros cien días de mandato, la tercera en horario de máxima audiencia y televisada desde el salón Este de la Casa Blanca desde su llegada al poder.

Obama se mostró en ocasiones bromista, en ocasiones reflexivo, para repasar asuntos que abarcaron desde la crisis económica hasta la gripe AH1N1, de la tortura al aborto, pasando por Pakistán o el cambio al Partido Demócrata del senador hasta ahora republicano Arlen Specter.

A la pregunta sobre lo que le había sorprendido más de su Presidencia, el tono se volvió casi introvertido.

"El presidente típico tiene que lidiar con dos o tres problemas graves. Nosotros, con siete u ocho de esos. Y por eso hemos tenido que movernos muy rápido", declaró Obama.

Admitió también sentirse "atribulado" por la lentitud de los cambios en Washington pero "conmovido" por la paciencia del pueblo estadounidense a la hora de hacer frente a los problemas que, según reiteró una vez más, son "numerosos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios