Micheletti desacredita a los embajadores de Honduras en la ONU y la OEA

  • El nuevo presidente declaró que destituyó a los funcionarios porque no atendieron sus instrucciones de "no expresarse en contra de este Gobierno".

El nuevo presidente de Honduras, Roberto Micheletti, desautorizó a los embajadores en la Organización de las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), Jorge Arturo Reina y Carlos Sosa, y anunció su destitución.

Reina y Sosa, ambos nombrados por el derrocado presidente Manuel Zelaya, están "totalmente desautorizados, este Gobierno no los reconoce como miembros de esas dos representaciones internacionales", declaró a la prensa el gobernante designado el domingo, tras el derrocamiento de Manuel Zelaya como mandatario.

Micheletti explicó que destituyó a los dos embajadores porque no atendieron sus instrucciones de "no expresarse en contra de este Gobierno", que asumió el cargo el pasado domingo.

Refirió que tanto él como el nuevo canciller, Enrique Ortez, habían instruido a los dos embajadores para que no se pronunciaran en contra del nuevo Gobierno, pero no obedecieron.

A Reina y Sosa se les enviaron las notificaciones, que "sabemos que llegaron, pero no se entregaron, y los dos se dedicaron a atacar a este nuevo Gobierno", expresó Micheletti.

Indicó que está analizando las candidaturas de ex cancilleres y otros diplomáticos para nombrarlos en las embajadas en la ONU y la OEA, donde el depuesto presidente Zelaya compareció hoy para explicar su situación después de que los militares lo derrocaron.

Micheletti reafirmó que enviará emisarios a Estados Unidos y remitirá notas a organismos internacionales y embajadas en Tegucigalpa para que "tengan conciencia de lo que aquí ha pasado". "Vamos a entregar copias de todo el proceso legal que se ha seguido" para la sustitución de Zelaya, puntualizó.

Micheletti, quien hasta el domingo era jefe del Parlamento, fue elegido presidente por este órgano después de que los militares sacaran de la Presidencia y del país a Zelaya ese día.

Zelaya fue expulsado cuando se aprestaba a celebrar una consulta para instalar una Asamblea Constituyente, declarada ilegal por la justicia ordinaria y electoral, porque el Ejecutivo no tiene facultades para ello, sólo el Tribunal Supremo Electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios