Isabel II se compromete a servir al Reino Unido "en los próximos años"

  • La reina se dirige a las dos cámaras del Parlamento por su Jubileo de Diamantes

Como hizo hace 60 años, la reina Isabel II se comprometió ayer ante diputados y lores a servir al Reino Unido "en los próximos años", en un histórico acto celebrado en el Parlamento que estuvo marcado por la emoción y la solemnidad.

Con toda la pompa que merecía la ocasión, la soberana, de 85 años, se dirigió a las dos cámaras del Parlamento -Comunes y Lores- reunidas en la gran sala de Westminster, la más antigua de un edificio legislativo con más de 800 años de historia, con motivo de su Jubileo de Diamantes.

Recibida con los invitados de pie y el sonido de las trompetas de los guardias reales, como marca la tradición, la reina Isabel II no sorprendió a los parlamentarios al manifestar, una vez más, su total entrega y compromiso con el destino del Reino Unido.

En su intervención, la reina -acompañada por su marido, el duque de Edimburgo- destacó la "resistencia" y "tolerancia" que identifican al Reino Unido y resaltó el vínculo entre Parlamento y monarquía como pilares del sistema político de este país.

"Estar aquí nos recuerda nuestro pasado, la continuidad de nuestra historia nacional y las virtudes de resistencia, ingenio y tolerancia que la han creado", subrayó la jefa de Estado.

Conocida por su sentido del humor, Isabel II hizo reír a los invitados al recordarles que en sus seis décadas en el trono ha despachado con 12 primeros ministros -el primero de ellos Winston Churchill- y le tocó firmar 3.500 leyes.

"Ha sido un privilegio haber sido testigo de una parte de esa historia y, con el apoyo de mi familia, vuelvo a dedicar mi servicio a nuestro gran país y su pueblo ahora y en los próximos años", dijo Isabel II, que recibió un aplauso sostenido de diputados, lores, figuras del mundo eclesiástico e invitados especiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios