Dimite el primer ministro serbio

  • Kostunica acusa a sus socios pro europeos, con los que gobernaba en coalición, de rendirse y aceptar la independencia de la República de Kosovo.

La coalición de Gobierno de Serbia ha llegado a su fin tan sólo diez meses después de su nacimiento. El hasta ahora primer ministro del país, Vojislav Kostunica, no está dispuesto a seguir discrepando permanentemente con el presidente del Partido Radical Serbio (PRS), Boris Tadic, y por ello anunció el fin del Ejecutivo y la dimisión de su cargo. Durante esta corta pero intensa legislatura, uno de los temas más delicados fue el de la reciente independencia de la República de Kosovo, ya que Kostunica, cuyo Partido Democrático de Serbia (DSS) es de orientación nacionalista, acusa a sus socios, más pro europeos, de rendirse y aceptar la independencia de la hasta hace poco provincia serbia, con intención de mejorar sus lazos con la Unión Europea (UE).   

Kostunica compareció esta mañana ante los medios para explicar su decisión y detallar cuáles serán los pasos que seguirán para diseñar el futuro del país. Tras acusar a sus socios de traición por aceptar la independencia de Kosovo, el hasta ahora líder del Ejecutivo serbio aseguró que una parte de la coalición deseaba que Serbia fuera miembro de la UE sólo si la independencia de Kosovo, aceptada por dos tercios de los países europeos, quedara revocada; mientras que la mayoría directamente no se mostraba partidaria de formar parte de la Unión.

Según aseguró, el Parlamento celebrará una sesión especial el próximo lunes, en la que se discutirá la disolución de la Cámara de Belgrado, así como la convocatoria de elecciones parlamentarias anticipadas para el día siguiente, coincidiendo con los comicios municipales en el país. 

El primer ministro, un profesor de derecho prácticamente desconocido durante la Guerra de los Balcanes de los años 90, se hizo con la presidencia del país en el año 2000 tras vencer en las urnas al autócrata Slobodan Milosevic, como líder de una frágil coalición de diferentes partidos políticos y justo antes de que su oponente tuviera que huir al ser perseguido por el Tribunal Internacional de la Haya.

Sin embargo, Kostunica siempre se mostró contrario a que el ex líder de la gran Yugoslavia fuera extraditado hasta La Haya lo que provocó un enfrentamiento con el entonces primer ministro reformista Zoran Djindjic. En su primera época como primer ministro, entre el 2004 y el 2006, puso su confianza en los debilitados socialistas sucesores de Milosevic, gesto muy criticado por sus aliados habituales y que empezó a demostrar esa tendencia nacionalista que le caracterizaría durante el mandato actual.

Su política ha estado centrada en la oposición a la independencia de Kosovo excusándose en la importancia cultural y religiosa de la región para la nación de Serbia. Además defendió la integridad territorial del país defendiendo la legalidad internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios