Detenido en Mauritania el jefe de los servicios de inteligencia de Gadafi

  • La Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto contra Al Senusi por supuestos crímenes de lesa humanidad en Libia.

Abdalá Al Senusi, uno de los pilares del depuesto régimen libio, fue detenido el viernes a su llegada al aeropuerto de Nuakchot, procedente de Casablanca y en posesión de un pasaporte maliense falsificado, informaron fuentes de seguridad de la capital. El gobierno libio ya ha solicitado su extradición inmediata, mientras que Francia, que le vincula con un atentado que en 1989 segó la vida de 54 ciudadanos galos y otras 116 personas que viajaban a bordo de un DC-10 que explotó en pleno vuelo- anunció que hará lo propio.

Abdalá Al Senusi, de 62 años, ex director de la inteligencia militar del régimen de Muamar el Gadafi, llegó a Nuakchot en un vuelo regular de la aerolínea marroquí Royal Air Maroc (RAM) en un enigmático viaje, ya que se le suponía detenido en el sur de su país. La agencia de prensa oficial mauritana ANI afirmó que el cuñado y brazo derecho de Gadafi usó un pasaporte falso de Mali en su viaje pero no dio más detalles al respecto. Al parecer Al Senusi ha sido trasladado a un lugar secreto de la Dirección de Seguridad del Estado en la capital mauritana.

Muchos son los enigmas que rodean la llegada por sorpresa del ex jefe de inteligencia militar de Gadafi, al que se suponía arrestado desde el pasado noviembre. Así lo había informado entonces el régimen libio, aunque nunca había publicado imágenes que confirmasen la noticia. Otros interrogantes que se plantean sobre el motivo que llevó a Al Senusi a elegir Mauritania es si era su destino final o se trataba simplemente de una etapa transitoria para dirigirse a otro país.

Desde Francia, el presidente Nicolas Sarkozy dio a entender que la operación contó de alguna manera con apoyo de su país al señalar que fue "fruto de los esfuerzos conjuntos de las autoridades francesas y mauritanas, del que han sido informadas las autoridades libias". Igualmente es un misterio cómo logró pasar desapercibido ante las filas de los servicios de seguridad marroquíes, máxime cuando el avión al bordo del cual viajó era de la RAM. A este respecto, ninguna fuente marroquí se ha pronunciado hasta el momento sobre la cuestión.

La Corte Penal Internacional (CPI) emitió el pasado 27 de junio una orden de arresto contra Al Senusi, por supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos en Libia a partir de febrero de 2011 durante el alzamiento en ese país magrebí. Según la orden de arresto, Al Senusi habría sido un "ejecutor indirecto" de esos crímenes, los cuales se cometieron bajo su responsabilidad de mando "especialmente en Bengasi entre el 15 de febrero de 2011 y al menos el 20 de febrero de 2011". La misma orden de detención fue emitida contra Saif al Islam, uno de los hijos más belicosos y famosos del dictador libio, derrocado en septiembre de 2011 y asesinado por los rebeldes unos meses después. Las autoridades libias acusan también a Al Senusi de ser el cerebro de la matanza, en 1996, de 1.200 personas, en su mayoría opositores de Gadafi, en la prisión de Abu Salim.

Queda por ver ahora si Mauritania entregará a Al Senusi a la CPI, ya que el país no tiene obligación jurídica para hacerlo puesto que no figura entre los países firmantes del Tratado de Roma que creó la Corte Penal Internacional. Otro de los interrogantes es conocer si las autoridades mauritanas están dispuestas a entregar a Al Senusi al gobierno libio, considerando las buenas relaciones que mantenía el presidente mauritano Mohamed Uld Abdel Aziz con el régimen de Gadafi.

El dictador libio prestó apoyo al general Uld Abdel Aziz durante el golpe de Estado de 2008, tanto en el interior de Mauritania como en el seno de la Unión Africana. Con ello, el régimen mauritano pasó a ser uno de los aliados fuertes del régimen libio incluso durante el estallido de la revolución en este país. Mauritania no criticó al régimen de Gadafi y no reconoció al Consejo Nacional de Transición (CNT) hasta el 24 de noviembre de 2011, un mes tras la muerte del tirano. Sin embargo, nada más conocerse la noticia de arresto de Al Senusi, el nuevo ministro libio de Justicia, Khelifa Achour, afirmó que su país pedirá a Mauritania la extradición para que sea juzgado en el país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios