Chávez y Correa, en un frente común, exigen una condena internacional a Colombia

  • El presidente venezolano afirmó además que podría nacionalizar algunas empresas colombianas que operan en su país, y advirtió también de que caerá de forma importante el comercio bilateral

Comentarios 8

Los presidentes de Venezuela y Ecuador hicieron el miércoles un frente común contra Colombia, y exigieron una "condena contundente" a Bogotá por haber "violado la soberanía" ecuatoriana en el marco de una operación militar contra las FARC.

Los gobernantes venezolano, Hugo Chávez, y ecuatoriano, Rafael Correa, coincidieron en calificar a su colega colombiano, Álvaro Uribe, de "mentiroso y guerrerista", y advirtieron de que no le permitirán instaurar "la doctrina Bush-Uribe" en la región.

En una rueda de prensa conjunta tras entrevistarse con Chávez en el Palacio presidencial de Miraflores, Correa afirmó que su Gobierno "no va a quedarse tranquilo" hasta que la comunidad internacional "condene" de forma "contundente" a Colombia por haber "violado la soberanía" de su país.

El mandatario expresó su satisfacción por la resolución emitida este martes por la Organización de Estados Americanos (OEA), que señaló una "violación" al territorio ecuatoriano, aunque advirtió que la historia "no ha terminado".

"Estamos agotando todas las instancias diplomáticas para que se condene al agresor (Colombia), pero si esa comunidad internacional no condena sin cuestionamientos, sin medias tintas (...) al agresor, Ecuador sabrá hacer responder al agresor su ultraje", dijo Correa.

El Consejo Permanente de la OEA aprobó por unanimidad una resolución consensuada por Ecuador y Colombia, que establece que el Gobierno colombiano violó la soberanía y la integridad territorial ecuatoriana con la incursión militar el sábado.

La grave crisis entre ambos países, que ha tenido también derivaciones en Venezuela, se generó por una acción de militares colombianos contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano en la que resultó abatido el segundo hombre al mando de ese grupo, "Raúl Reyes", y una veintena de guerrilleros.

Correa señaló que le "complace" que la resolución de la OEA haya reconocido que su gobierno no tiene "nada que ver con las FARC" como "la infamia que ha querido hacer ver", en referencia a las denuncias de Bogotá sobre supuestos nexos entre Ecuador y Venezuela con esa guerrilla.

El presidente ecuatoriano dijo que esas denuncias demuestran la "desfachatez, la insolencia del Gobierno de Uribe, que no conoce lo que es la decencia, la fraternidad".

Por su parte, Chávez, que hizo un recuento de las "mentiras" vertidas, según él, por el gobierno de Uribe en su contra en un intento de conectarlo con las FARC, reiteró que el gobierno de Bogotá es "lacayo" de Washington y representa un "peligro" para la región.  "Uribe es más peligroso que un mono con una hojilla (cuchilla)", dijo Chávez entre risas.

Durante la rueda de prensa, el presidente venezolano retó a Uribe a que efectivamente lo acuse ante la Corte Penal Internacional (CPI), como lo anunció, y dijo que está dispuesto a "autoacusarse" para que ambos sean allí juzgados.  "Me río de la amenaza de Uribe. Soy capaz de autoacusarme si él no lo hace y ahí veremos a quién se condena", dijo.

Insistió que en la CPI será el gobernante de Colombia y no él el condenado "como criminal de guerra, que es lo que es", subrayó, en referencia al ataque colombiano del sábado contra las FARC en territorio ecuatoriano, donde, dijo, se perpetró "una masacre".  "Fue un asesinato, un crimen de guerra", añadió y sostuvo que Correa le relató que los guerrilleros fueron "rematados".

El presidente venezolano afirmó además que podría nacionalizar algunas empresas colombianas que operan en su país, y advirtió también que caerá de forma importante el comercio bilateral, que rozó los 6.000 millones de dólares en 2007.

Chávez reiteró a Correa, como lo ha hecho en varias oportunidades desde el sábado, que Ecuador contará "con el pleno apoyo, no sólo moral, del gobierno y pueblo bolivarianos".

Venezuela y Ecuador "queremos la paz, pero no podemos aceptar, bajo ningún aspecto" que Uribe implante "la doctrina imperialista" del presidente de EEUU, George W. Bush, "porque de eso se trata", indicó, en alusión a lo que llamó "doctrina Bush-Uribe de la guerra y de la muerte".

Correa, que llegó a última hora de la tarde del miércoles a Caracas, tiene previsto continuar el jueves en Nicaragua y Panamá la gira que emprendió por varias capitales latinoamericanas para exponer su posición en la crisis con Colombia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios