Bután elige parlamento tras un siglo de monarquía absoluta

  • Los butaneses votan en sus primeras elecciones legislativas tras un siglo de monarquía absoluta· Los ciudadanos esperan una mayor apertura de este país del Himalaya que lleva décadas cerrado sobre sí mismo

Cientos de butaneses aguardan ya ante los colegios electorales para votar en las primeras elecciones legislativas que supondrán el fin de un siglo de monarquía absoluta y, posiblemente, una mayor apertura de este país del Himalaya que lleva décadas cerrado sobre sí mismo.

"Estamos entusiasmados de votar porque va a suponer una gran diferencia en nuestro país", comentaba una profesora de 28 años que lleva esperando durante horas a las puertas del colegio electoral.

"Todo el mundo está muy triste de ver que el rey dimite. Amamos a todos nuestros reyes", declaró un empresario de 42 años, Kinley Penjor. "Sin embargo, creo que la democracia será buena".

Fue el propio monarca, Jigme Singye Wangchuck, quien dimitió e impuso la transición hacia la democracia, aparentemente en contra de la propia voluntad del pueblo butanés. Las autoridades se encargaron de organizar varios simulacros de votación para que la gente comprendiera la filosofía de los comicios y asumiera cómo formarse un criterio para elegir entre las distintas opciones políticas.

Después de las elecciones el rey será la cabeza del Estado, pero el Parlamento tendrá el poder de demandar su destitución con dos tercios de los votos. El Consejo mediará entre el rey y el Parlamento en materia de seguridad nacional y soberanía.

En cualquier caso los cambios serán graduales. Sólo dos partidos podrán concurrir a estos comicios y ambos están dirigidos por personas del círculo más cercano al monarca. Los candidatos son Sangay Ngedup y Jigmi Thinley, ambos ex ministros nombrados por el rey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios