Blair ofreció a dirigentes del IRA reunirse en secreto para salvar el proceso de paz

  • Según el jefe de gabinete de Downing Street, Jonathan Powell, Blair estaba dispuesto a convertirse en el primer dirigente de un país importante en entrevistarse con una organización terrorista prohibida a instancias de Bill Clinton

El ex primer ministro británico Tony Blair se ofreció a entrevistarse en secreto con dirigentes del Ejército Republicano Irlandés (IRA) en secreto para salvar el proceso de paz en Irlanda del Norte ante las diferencias por la cuestión del desarme, según reveló Jonathan Powell, antiguo ayudante del ex 'premier', al diario 'The Guardian'.

Según Powell, cuyo libro está publicando esta semana por fascículos el diario, Blair se ofreció a entrevistarse con los ocho miembros del Consejo Militar del IRA para persuadirles de que se desarmaran y firmaran el acuerdo de paz. Blair estaba dispuesto a convertirse en el primer dirigente de un país importante en entrevistarse con una organización terrorista prohibida a instancias del ya ex presidente estadounidense Bill Clinton, poco después de que éste abandonara la Casa Blanca en 2001.

"Tony siempre estuvo convencido de los poderes de persuasión que tenía para ganarse a la gente. Unas tres o cuatro veces sugirió a Gerry Adams (líder del Sinn Fein, brazo político del IRA) reunirse con el Consejo Militar. Adams dijo 'no estoy muy seguro de ello' y una vez dijo 'si, quizá', pero al final no ocurrió nada", explicó el ex ayudante, que este fin de semana provocó una agria polémica en Reino Unido tras sugerir que habría que negociar con Al Qaeda.

Asimismo, en su libro titulado Gran odio, pequeño espacio: hacer la paz en Irlanda del Norte, Powell revela que Blair hizo un trato secreto con Adams durante los Acuerdos de Viernes Santo en 1998 para liberar a presos del IRA un año después, mientras que en público ofreció la liberación dos años después.

El ex ayudante asegura haber mantenido encuentros secretos con Adams y con el 'número dos' del Sinn Fein, Martin McGuinness, y haber elaborado él mismo borradores de declaraciones del partido republicano. Tanto Adams como McGuinness indicaron a Powell y Blair en varias ocasiones que el IRA tenía que mantener sus armas porque estaban amenazados por el IRA Auténtico, facción escindida y autora entre otros del atentado de Omagh.

"Hablamos con las personas que tenían influencia en las personas que tenían las armas. Si eran o no miembros del Consejo Militar, no estoy en posición de demostrarlo de uno u otro modo", explicó Powell al 'Guardian'. Powell, que fue jefe de gabinete de Blair desde 1995 hasta que éste abandonó Downing Street en junio pasado, considera que Blair hizo lo correcto al hacer algunas concesiones al Sinn Fein. "Creíamos que había todas las opciones de que el IRA volviera a la violencia", argumentó.

Por último, según Powell, el dirigente del IRA que decidió que el grupo terrorista debía desarmarse fue Brian Keenan, sin el cual, según él, no habría habido acuerdo de paz ya que era "la mayor amenaza individual para el Estado británico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios