Sete, contento con los progresos de su moto

Sete Gibernau valoró positivamente su retorno a Jerez, donde acabó en el undécimo lugar y obtuvo buenas sensaciones en cuanto a su montura se refiere. Su regreso no fue nada parecido al épico duelo que en 2005 mantuvo hasta la última curva con Valentino Rossi, pero la carrera del domingo regaló importantes emociones al experimentado piloto catalán.

"Ha sido algo fantástico," indicó. Hemos acabado la carrera, hemos conseguido progresos y además correr en Jerez siempre tiene algo especial".

La Ducati del piloto del Team Grupo Francisco Hernando funcionó mejor que en el anterior gran premio, pero esta circunstancia no fue la más valorada por Gibernau, que tiene muy clara la línea a seguir: "Me he divertido durante toda la carrera, el hombro va cada vez mejor y me siento simplemente feliz de haber salido a la pista. Ahora volveré a casa, continuaré entrenándome y espero seguir mejorando".

El piloto español pudo percibir el apoyo de los 260.000 aficionados que acudieron al circuito durante todo el fin de semana (más de 120.000 espectadores durante el domingo de carreras).

Valorando el ambiente único que reina en Jerez durante el fin de semana del Gran Premio, Sete Gibernau comentó: "Si pudiera salir a dar las gracias individualmente a todos los aficionados que vienen a animarnos lo haría porque es algo increíble, estoy muy contento. Estoy impaciente por acudir a la próxima cita en Francia e ir a por más. Espero continuar con la mejoría".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios