Las víctimas mortales en carretera se reducen en un 23,6% en 2007

  • Huelva es la provincia andaluza que registró menos accidentes y la única en la que se repitió el mismo número de siniestros, con un total de 39, en los que perdieron la vida 42 personas

Comentarios 0

La provincia de Huelva cerró el ejercicio 2007 con datos esperanzadores (siempre mejorables) de la accidentalidad en carretera precisamente en el año en el que, a nivel nacional, se ha registrado la cifra más baja de víctimas mortales de las últimas cuatro décadas (2.741 fallecidos). En el caso de Huelva, la tendencia es también descendente y, de hecho, las carreteras onubenses son las que registraron menos siniestros con víctimas mortales de toda la comunidad (con un total de 39, de los 423 ocurridos en Andalucía) y la única en la que se repitió el mismo número de siniestros que en el ejercicio anterior.

Al margen de los datos fríos de accidentes, el aspecto más importante de esta tendencia tiene que ver con las vidas humanas. En el año que acaba de finalizar, un total de 42 personas perdieron la vida en las carreteras de Huelva, lo que supone una diferencia de 13 vidas respecto a 2006, en el que los fallecidos en accidentes de tráfico se elevó a 55 personas, según los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico. Esto supone que se ha producido un descenso del 23,6 por ciento, muy por encima de la media tanto en Andalucía (con una reducción del 15,9 por ciento) como en España, con un nueve por ciento de reducción de víctimas mortales.

En el conjunto de Andalucía, la comunidad en la que más se ha reducido, en términos absolutos, el número de fallecidos (90 víctimas menos en 2007 respecto al año anterior), los datos más positivos se han dado en Almería, donde se ha pasado de 83 a 47 víctimas mortales en 2007 (una reducción del 43,4 por ciento), seguida de Granada, en donde las carreteras se han cobrado 30 muertes menos (han pasado de 88 a 58 el pasado año, un descenso del 34,1 por ciento) y de Málaga, con 68 víctimas en 2007 frente a las 90 que se lamentaron en 2006 (un descenso del 24,4 por ciento, ligeramente superior al registrado en la provincia onubense).

El descenso en el número de fallecidos y en el número de accidentes (con las excepciones de Huelva, en la que se ha mantenido, así como Córdoba y Jaén, en las que han aumentado algo), ha coincidido precisamente con la puesta en marcha del carné por puntos y de la reforma del Código Penal que castiga con penas de cárcel a los conductores que sobrepasen los límites de velocidad y alcohol.

Los datos provisionales de la Jefatura Provincial de Tráfico ponen de manifiesto que la distracción, la velocidad inadecuada y la ejecución de maniobras anti-reglamentarias son los factores que aparecen con mayor frecuencia en los accidentes e incluso acotan algunas de las causas de las distracciones que se repiten al volante, como la utilización del teléfono móvil o la fatiga. De hecho, la distracción de los conductores es primera causa de los siniestros que se registraron el pasado año (suponen en 28,92 por ciento del total), seguida de la velocidad a la que iban los vehículos accidentados (27,24 por ciento), de la realización de infracciones (23,32 por ciento) y del cansancio al volante (5,41 por ciento).

En cuanto a los elementos de seguridad utilizado por los ocupantes de los vehículos siniestrados, el 69 por ciento de los heridos de carácter leve llevaban puesto el cinturón de seguridad, porcentaje que se reduce progresivamente en los heridos graves (el 54,05 por ciento llevaba cinturón) y en los fallecidos, ya que sólo el 36,82 por ciento de las víctimas mortales tenía colocado el cinturón, dato al que hay que añadir que 29,71 por ciento de los fallecidos no llevaba ninguna medida de seguridad. En el caso de los motoristas, sólo el 16,95 por ciento de los muertos en accidentes de tráfico llevaban puesto el casco, porcentaje que es aún menor en los heridos graves (el 5,86 por ciento) y leves (1,27 por ciento).

En cuanto al tipo de accidente, de los 423 siniestros con víctimas mortales ocurridos en la comunidad andaluza (con 475 muertos como resultado), en el 42,47 por ciento de los casos se produjo una colisión entre vehículos (o de vehículos con algún obstáculo) mientras que en segundo lugar se sitúa la salida de la vía (42 por ciento) y sólo el 2,3 por ciento fueron vuelcos.

El 55,86 por ciento de los siniestros lo protagonizó un vehículo sin remolque mientras que los accidentes de motocicletas supusieron el 14,85 por ciento del total. La edad media de las víctimas se situó en los 39 años.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios