Entre la utilidad y la belleza

  • Esteticista

La estética no es sólo una cuestión de imagen, está a mitad de camino entre la belleza y la utilidad. "Nos gusta sentirnos bien", Ana, que lleva ya siete años trabajando como esteticista, explica así la motivación de sus clientes. Y la suya propia. Ejercer en este arte requiere, además del conocimiento profundo y el título exigido, buenas dosis de psicología, amabilidad y orden, sin olvidar en ningún momento una buena porción de paciencia (más de una vez ha tenido que armarse de temple). Siete años, periodo que coincide con el mayor boom de los gabinetes y centros especializados en belleza, dan bastante de si para afirmar que en la estética, como en la mayor parte de las parcelas de la vida, la constancia es la maestra. Las clientes (depilación aparte) solicitan en gran número las cremas efecto flash que, según Ana, sólo llegan a tener un efecto placebo más que real si nos olvidamos de la constancia y el mantenimiento. "No hay que engañarse. La cuestión de la estética -advierte- es similar a la persona obesa que se empeña en una dieta intensa y si no se ocupa de mantenerse, vuelve a ganar los kilos ha perdido". Con otras palabras, no existen los milagros de la noche a la mañana.

En esta trayectoria que Ana comenzó en 2001 "porque era lo que me atraía y gustaba" no sólo ha asistido al gran auge de los gabinetes de estética, con la incorporación de nuevas tecnologías, sino a la integración de los hombres. Hasta hace muy poco, los hombres no pisaban los gabinetes de estética pero los tiempos cambias y ya son clientes comunes, sobre todo movidos por la depilación (tanto de cuerpo como de cejas). Los 'metrosexuales' se llevan cada vez más. Lo más raro que le han pedido e n su gabinete ha sido que realice, a base de depilación por cera, dibujo en el pubis de una mujer. Las modas se imponen en todas las áreas y la depilación no se salva. Ana busca hueco para otras parcelas de su vida. Es una apasionada de los animales y, de hecho, en su casa convive con dos perros, dos loros y cerca de media docena de peces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios