Los transportistas dejan de ingresar 23 millones por la subida del gasoil

  • En el último año el precio del combustible, que tiene una influencia del 30 por ciento en el gasto total del transporte, ha subido un 18 por ciento · Las empresas del sector comienzan a hablar de crisis

Comentarios 1

Los número son claros. Las continuas subidas en el precio del gasoil han provocado que las empresas de transporte de mercancías hayan dejado de ingresar más de 23 millones de euros en el último año. Una situación que lleva a los responsables del sector a comenzar a hablar de crisis y situación insostenible porque tras la fuerte subida que ha dejado el año 2007 (18 por ciento) en el precio del gasoil el 2008 ha comenzado con la misma tendencia, dejando un incremento acumulado del 5,7 por ciento.

Por término medio cada camión que se dedica al transporte de mercancías recorre, al menos, 130.000 kilómetros al año (si se trata de frigoríficos el kilometraje se duplica), lo que supone un gasto medio de gasoil de unos 50.000 euros (40 litros por cada cien kilómetros). Pero si se tiene en cuenta que el precio del combustible ha sufrido un incremento del 18 por ciento en el ejercicio pasado, se deduce que las empresas de la provincia han dejado de ingresar al menos 9.000 euros por camión. En la provincia existen actualmente 1.053 empresas dedicadas al transporte de mercancías (678 son de transporte pesado, 305 de ligero y las 70 restantes se dedican al transporte superligero). Si únicamente se tienen en cuenta los vehículos de mayor tonelaje (2.609) esos 9.000 euros se multiplican hasta alcanzar 23,48 millones de euros al año. Son los números que están asfixiando a los empresarios del sector, que aseguran no poder repercutir esas subidas en los precios que ofrecen a los clientes. Porque desde la patronal se asegura que en el coste del transporte, el combustible tiene una influencia del 30 por ciento sobre el gasto total y que de esa subida registrada en los precios únicamente se podría trasladar a los clientes el 4 ó el 5 por ciento.

El panorama es, de hecho, "muy preocupante". La escalada del crudo va batiendo nuevos record cada semana de manera que el gasoleo se equipara al precio de la gasolina o incluso lo supera. Los transportistas ven el futuro negro aunque de momento no se han registrado (como sí ha ocurrido en otras provincias) bajas en el registro de empresas aunque el "el riesgo del cierre está ahí", según el presidente de la Asociación Provincial de Transportistas, Rafael Carrasco. De ahí que propongan algunas medidas como el establecimiento de un gasóleo profesional "de verdad" ya que actualmente las devoluciones medias por camión se sitúan en los 400 euros (frente a los 9.000 que han tenido que asumir por la subida del precio del carburante). Además, desde la patronal se apunta a desgravaciones para determinado tipo de inversiones o el desarrollo normativo para que las autonomías puedan eximir a los profesiones del llamado 'céntimo sanitario', una tasa que grava el consumo de carburante y cuya recaudación se destina al pago de la Sanidad.

Pero además, desde la patronal se hace un llamamiento a los cargadores, que "deben ser conscientes, ante la importancia que tiene el transporte de mercancías por carretera para la competitividad de sus empresas, que la existencia de una política adecuada de precios, en constante equilibrio con los costes, es la única vía para conseguir la estabilidad necesaria que nos permita prestar los servicios con la garantía y calidad que el mercado necesita". En caso contrario, la "lamentable y ruinosa" situación actual del sector, derivará "irremediablemente" en el cierre de las empresas que no sean capaces de soportar este comportamiento.

De momento, el sector aguanta, aunque tiene claro que la crisis va sobre ruedas, sobre todo si se tiene en cuenta el perfil de las empresas que están registradas en la provincia: el 65 por ciento lo forma el colectivo de autónomos con un único vehículo en propiedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios