El tráfico se restringe desde el 18 de diciembre en la Gran Vía

  • La medida estará operativa hasta el 6 de enero; durante el horario comercial sólo podrán circular taxis, autobuses y residentes con plazas de garaje en el centro

Dar seguridad al peatón y al mismo tiempo fluidez al tráfico en el centro de la ciudad es el objetivo del dispositivo especial de tráfico de Navidad, un plan que cuenta con el visto bueno de todos los integrantes de la Mesa de Tráfico, que se celebró el pasado 22 de noviembre. Así lo subrayó el concejal de Movilidad, José Luis Barragán, que indicó que este dispositivo se centra en tres puntos del casco histórico: la Gran Vía, donde la circulación rodada quedará restringida en horario comercial; las calles Méndez Núñez y Plus Ultra con la ampliación a dos carriles y la calle Puerto en la que también se habilitará un segundo carril en el tramo comprendido entre la avenida de Alemania y la calle San José.

Respecto a la Gran Vía, la avenida se cortará al tráfico desde el 18 de diciembre al 6 de enero, de lunes a sábado, en horario de diez y media de la mañana a dos de la tarde y de cinco de la tarde a nueve de la noche. La circulación estará restringida a taxis, autobuses de Emtusa y a propietarios de garajes en las calles adyacentes. Barragán indicó que lo que se pretende es que los vehículos que vayan dirección a Zafra utilicen la avenida de Italia. Se persigue con ello descongestionar la zona centro de la ciudad. En este sentido, explicó que este corte temporal de tráfico se realizará en coordinación con la Policía Local, que será la encargada de vigilar los accesos en la plaza del Punto. Asimismo, el concejal de Movilidad subrayó que "es fundamental que los conductores colaboren". Apuntó que las fechas navideñas "son días de gran afluencia de personas en el centro", resaltando que el objetivo de este dispositivo es que "los peatones puedan moverse por las calles más comerciales con mayor seguridad y dar mayor fluidez al tráfico, queremos que sean unas navidades seguras para el peatón y fluidas para el tráfico".

La próxima semana se empezará a señalizar el corte con carteles en la avenida Federico Molina y en la Alameda Sundheim.

En relación a las calles Méndez Nuñez y Plus Ultra, se va a ampliar a dos los carriles para "agilizar el tráfico". Esta medida se pondrá en marcha la próxima semana. Desde el lunes se empezará con los cambios de señalización y se irá adaptando la circulación. Para habilitar el segundo carril será necesario la eliminación de una línea de estacionamiento y se ha optado por la correspondiente a la acera de la Iglesia Concepción.

También se va a habilitar un doble carril en la calle Puerto, concretamente en el tramo comprendido entre la avenida de Alemania y la calle San José. Los dos carriles absorberán el tráfico procedente de la avenida de Alemania y la barriada de Zafra.

Aparte, en la confluencia de la calle Puerto con Ciudad de Aracena se ha construido una isleta provisional, con el objetivo de agilizar la circulación. Los vehículos procedentes de la calle Ciudad de Aracena ya no tendrán que ceder el paso a los que circulan por calle Puerto, podrán acceder a esta vía sin tener que detenerse. Barragán apuntó que "ya está señalizada horizontalmente y se van a poner pilotes para darle mayor seguridad".

El concejal de Movilidad señaló que la habilitación del segundo carril en las calles Méndez Nuñez, Plus Ultra y Puerto podría ser permanente. Barragán manifestó que dependerá del resultado obtenido con los dos carriles, "en principio es sólo durante la Navidad, pero no se descarta que se pueda mantener la medida". En este punto, comentó que si resulta efectiva se volverá a convocar la Mesa de Tráfico para analizar la continuidad del doble carril.

Por último, el concejal de Movilidad hizo un llamamiento a los conductores, "que utilicen vías alternativas para acceder al centro, que usen las rondas de circunvalación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios