Un total de 50.000 pacientes al año se atienden en Aparato Digestivo

  • El servicio del Hospital Juan Ramón Jiménez experimenta un fuerte incremento en su actividad

  • La patología más tratada es el cáncer de colon, aunque aborda enfermedades desde el esófago hasta el recto

Cuando se observan los datos de actividad del Juan Ramón Jiménez, resaltan las cifras que se dan en el Servicio de Aparato Digestivo. Durante el año pasado se realizaron cerca de 30.000 consultas, un 13% más que en el año anterior. El número de endoscopias digestivas vía oral fue de 5.925, un 42% más que en 2016, y respecto al de endoscopias digestivas vía rectal, la cifra alcanzó las 1.975, asimismo un 42% más que el año anterior. Estas cifras suponen un incremento de actividad más que significativo en el que ya de por sí es uno de los servicios más activos del Juan Ramón Jiménez.

Ana Bejarano, jefa del servicio, indica que "se trata de una especialidad muy amplia, pues aborda el manejo de las enfermedades desde el esófago hasta el recto y otros órganos digestivos, como son el páncreas y el hígado". Además, añade, "la patología digestiva es cada vez más prevalente". Este servicio dispone de 14 médicos a los que hay que sumar el resto del personal sanitario.

El servicio abandona poco a poco la atención generalista en favor de consultas específicas

Una de las herramientas más utilizadas en la labor que realizan es la endoscopia. Precisamente el fuerte incremento percibido durante 2017 se debe al hecho de que el Juan Ramón Jiménez adquirió un endoscopio más y a la puesta en funcionamiento de una nueva sala de endoscopia, con lo que son cuatro con las que cuenta el Juan Ramón Jiménez. Asimismo, otra de las importantes mejoras que además se han llevado a cabo es el poder contar con un hospital de día "donde se recuperan los pacientes después de un procedimiento endoscópico". Todo esto ha dinamizado más el tipo de pruebas que se pueden efectuar, incluyéndose la incorporación de algunas nuevas técnicas no solo diagnósticas, sino también de intervención para el tratamiento de determinadas patologías, como es la ampulectomía endoscópica, que se realiza para afrontar algunos tipos de tumores intestinales evitando la cirugía.

Una de las áreas de más desarrollo en el último año es la que atiende a pacientes con cáncer digestivo. Entre ellos, el de colon es el tumor más frecuente de todos, para el que además se ha establecido un circuito rápido de diagnóstico y atención preferente en colaboración con los centros de Atención Primaria. Este servicio diagnostica nada menos que el 99% de los casos que hay en su área de influencia. Junto a todo ello, otras patologías atendidas por la especialidad son las hepatitis virales, las enfermedades hepáticas o la enfermedad de Crohn. Todo ello hace que nada menos que unos 50.000 pacientes pasen por las dependencias del Servicio del Aparato Digestivo durante un año que, en otros términos, suponen el 10% de la población onubense.

El aumento de actividad también se ha reflejado en consultas externas. Bejarano explica que uno de los objetivos que se ha propuesto este servicio es "ir haciendo un trasvase desde una asistencia de carácter generalista a la creación de distintas unidades de atención a patologías digestivas más concretas" como las creadas recientemente sobre patología hepática, enfermedad inflamatoria intestinal, tracto digestivo superior o la de cáncer de colon. Como ocurre con otras especialidades, cuando se trata de cáncer, las unidades trabajan en sintonía con Oncología y Cirugía. Pero como ya se ha comentado, no solo se habla de los distintos tipos de tumores que pueden afectar al aparato digestivo. Ana Bejarano comenta que "todo este tipo de patologías relacionadas con el aparato digestivo están en constante aumento" y pone como ejemplo las enfermedades inflamatorias intestinales, "de las que atendemos a 1.500 pacientes y que además suelen afectar a población joven".

La especialista tiene una cosa muy clara: una manera de evitar en buena medida todo este tipo de patologías se fundamenta en los hábitos saludables ya que hay mucha relación entre éstos y buena parte de los casos que se registran. De este modo y en lo que se refiere al cáncer de colon, se pueden tomar algunas medidas preventivas como son evitar el tabaco, el alcohol y no abusar de las carnes rojas. Respecto a algunos tipos de hepatitis, hay un vínculo entre éstas y el alcoholismo.

Preguntada sobre si la incidencia del cáncer de colon es mayor porque ahora se diagnostica más, Bejarano señala que "ocurren dos cosas al mismo tiempo: es cierto que ahora se diagnostica más que antes pero también es verdad que hay mayor número de casos. Afortunadamente, los diagnósticos se van haciendo cada vez más anticipadamente con lo que aumentan las posibilidades de curación". Para avanzar en esta misma senda, el servicio ha establecido una mayor colaboración con los centros de salud de manera que "en cuanto ellos vean un síntoma, nos pidan una colonoscopia".

El Servicio de Aparato Digestivo es referente provincial para muchas de las pruebas que realizan, como la phmetría y manometría, la CPRE, la videocápsula endoscópica o la ecoendoscopia. Esta última tiene como objetivo la detección de tumores digestivos, y permite la toma de muestras. Hasta no hace mucho había que trasladarse a Sevilla para someterse a muchas de estas pruebas.

Otro ámbito nada menor en el que se mueve este servicio, es el de la atención a los niños. La colaboración con la Unidad de Pediatría, a la que han prestado ayuda técnica y asesoramiento, ha llevado a la realización de las endoscopias infantiles en el propio hospital, con lo que se evita la salida de los niños a otras provincias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios