Ante los secuestros virtuales

Ante los secuestros virtuales Ante los secuestros virtuales

Ante los secuestros virtuales

La Policía Nacional difunde unas sencillas pautas para evitar que los ciudadanos caigan en la extorsión de grupos criminales que simulan tener a un familiar secuestrado. Desde las redes sociales, y a través de las charlas y encuentros de los Delegados de Participación Ciudadana, se informará del modus operandi de estos falsos secuestradores y cómo evitar ser víctima del engaño.

Altamente improbable

Usted debe saber que la probabilidad que usted sufra un secuestro en su familia, más de un niño, niña o joven en familias modestas o de clase media es altamente improbable, en el 100% de las ocasiones son tretas y mentiras urdidas y llevadas a cabo por delincuentes que en muchas ocasiones ni tan siquiera se encuentran en territorio nacional sino que actúan desde países en su mayoría sudamericanos y en algunos casos incluso estando incluidos en prisión donde sin embargo logran tener acceso tanto a un terminal telefónico operativo como a una conexión a internet.

A través de internet, donde los menores exponen sus vidas y fotos, los delincuentes hacen creer a los padres que los tienen pues saben su aspecto y hasta aficiones, edad... todo. Hasta saben, por el ejemplo, que han quedado tal día por la tarde para ir a un determinado cine con los amigos para ver la última película de su superhéroe favorito.

En bandeja

Le estamos poniendo en bandeja a este tipo de desaprensivos para que tramen llamar en ese momento a los padres alegando que tienen a su hijo secuestrado, por supuesto relatando fielmente todas las características físicas del niño o la niña que los papas no se han dado cuenta de que son públicas en internet porque el propio joven está subiendo fotos suyas o incluso hasta lo hacen los propios progenitores, por eso desde la Policía Nacional insistimos e insistiremos de forma incluso machacona en el cuidado a la hora de colgar imágenes en la red.

Ahora atienda a unos consejos básicos para prevenirnos de este delito o cómo actuar llegado el caso de sufrirlo.

- No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número oculto

- Desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar, incluso si se pone otra persona o se escuchan voces de fondo: no son su familiar

- Mantenga la calma ante la presión ejercida por el falso secuestrador, que usará violencia verbal de cualquier tipo

- Compruebe la información que le están aportando los falsos secuestradores

- No realice ningún pago, le exigirán un pago rápido para no dar tiempo de localizar al familiar, no envíe ningún dinero

- No facilite datos personales y tampoco los publique en las redes sociales

- Avise a la Policía Nacional (091) e intente localizar al supuesto secuestrado por otra línea, así como trate de grabar la llamada maliciosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios