Las obras de la rotonda del humilladero de la Cinta finalizarán en octubre

  • Tendrá tres carriles interiores para soportar el tráfico desde Las Colonias, el Paseo Marítimo, el acceso a Cardeñas y la N-441

Comentarios 4

Las obras de la nueva rotonda del Humilladero de La Cinta, que ya tiene conformado el anillo central, estarán listas para el próximo octubre, anunció ayer el delegado municipal de Urbanismo, Francisco Moro, quien garantizó que la culminación de los accesos a la misma posibilitará que "no tenga ninguna incidencia" en las Fiestas de La Cinta, que se celebran en septiembre.

El Ayuntamiento está acelerando todas las obras que afectan a la circulación de cara a la vuelta de vacaciones y precisamente esta rotonda "es fundamental la normalidad del tráfico" en el retorno a la ciudad. Además, en este mes ya se han finalizado cinco obras y el resto de los proyectos van a buen ritmo.

La obra de la rotonda del Humilladero es una actuación correspondiente al Fondo Estatal de Inversión con un presupuesto cercano al millón de euros (943.325,33 euros), que se culminará con una gran fuente en un espacio interior verde de 1.520 metros.

Según el teniente alcalde de Urbanismo, se trata de una "obra emblemática" que se considera "clave" para la nueva urbanización de Cardeñas y Marismas del Odiel, con la que el Ayuntamiento -dijo- pretende acabar con los colapsos, vertebrar la zona mejorando la accesibilidad de las nuevas urbanizaciones, crear una gran zona verde central y favorecer la evacuación de las aguas pluviales.

La rotonda, con 73 metros de diámetro, la mayor en la capital, dispondrá de tres carriles interiores de 3,50 metros cada uno, para soportar el tráfico que viene desde Las Colonias, el Paseo Marítimo, la calle de acceso a la barriada de Cardeñas y la N-441.

Para asegurar el tráfico peatonal, el Ayuntamiento está habilitando amplios acerados protegidos de los coches por vallas de un metro de altura y unidos por pasos de cebra semaforizados. El proyecto garantiza además la eliminación total de barreras arquitectónicas y la instalación de pilonas para proteger los pasos de cebra.

La incorporación de vehículos al tráfico de la rotonda se va a realizar única y exclusivamente mediante señales de ceda el paso (sin semáforos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios