La reforma de la Gran Vía y el eje de Concepción arranca la semana que viene

  • La semipeatonalización de la avenida comenzará por la zona de soportales más cercana a El Punto, sin impedir la salida de las hermandades del Rocío · Se programa el fin de obra para antes de Navidad

Comentarios 1

El reto: terminar a tiempo para la campaña comercial de Navidad. La operación cambio radical de la zona Centro avanza la semana próxima con otro paquete de obras del fondo estatal que supera un total de 4 millones de euros. Según anunció ayer el concejal de Urbanismo, Francisco Moro, este viernes se formalizarán los contratos de adjudicación de la semipeatonalización de Gran Vía y la reforma de todo el corredor de calles peatonales antiguas, que remozarán el pavimento desde Concepción a Berdigón, pasando por las transversales Rábida, Rascón, Las Bocas y Botica.

Las constructoras que acometerán estas actuaciones -Obrascon Huarte Lain SA y Comsa SA, respectivamente- entregarán la semana que viene al Ayuntamiento un "exhaustivo" programa de trabajo que será supervisado por Urbanismo para garantizar el fin de obras en noviembre y velar en todo momento por el tránsito peatonal y el acceso a viviendas y comercios (habrá información constante a través de Asemco y la Mesa del Comercio). "Además -aseguró Moro- aún con las obras iniciadas se garantizará el tradicional recorrido de las hermandades en su salida al Rocío, ya que los trabajos se iniciarán por la zona de soportales de la Gran Vía". No obstante, el portavoz del equipo de Gobierno pidió de antemano disculpas a la ciudadanía "por las molestias inevitables de las obras, trastornos que intentaremos reducir al máximo, por lo que pedimos paciencia. Se trata -enfatizó Moro- de una modernización necesaria en la zona Centro que potenciará el Centro Comercial Abierto".

En concreto, la reforma de la Gran Vía arrancará por el extremo de la Plaza del Punto (igualmente en remodelación con estos créditos anticrisis). El futuro bulevar peatonal conservará una zona central de 5 metros de ancho destinada al tráfico de todo tipo de vehículos. Flanqueando este carril se habilitarán dos grandes pasillos peatonales hasta la Plaza de Las Monjas. Toda la solería quedará al mismo nivel, sin bordillos de ningún tipo y se crearán zonas de estancia y una gran plaza desde el Ayuntamiento hasta el antiguo edificio de Hacienda. Valorado en 3 millones de euros, el proyecto incluye el carril bici y la reserva de espacio para poder instalar los palcos en Semana Santa.

Por otra parte, en el eje de Concepción (cuya solería se homogeneizará con la de toda la isla peatonal) las obras comenzarán la próxima semana con una serie de catas en diferentes tramos para analizar las canalizaciones y servicios existentes. Para evitar molestias, se dejará siempre un pasillo liberado para el tránsito peatonal, realizando dos zanjas a los lados. Se ampliará el horario de obras trabajando en jornadas de mañana y tarde y sólo puntualmente por la noche, para cumplir la Ordenanza Municipal de Ruidos, pero aprovechando al máximo la luz para cumplir los plazos. Antes de Navidad debe estar terminado completamente el eje principal de Concepción, Palacios, Pérez Carasa y Berdigón hasta su cruce con Sor Ángela de la Cruz y García Fernández y muy avanzados los trabajos en Rábida, Bocas y Botica.

El eje principal se pavimentará con mármol, en tonos beige y café con leche, con un tratamiento especial alrededor de la Iglesia de la Concepción, con solería de mármol rojizo, que rodeará toda la Iglesia, incluyendo Méndez Núñez. El resto de las calles se pavimentará con adoquines cerámicos, similares a los del Paseo de Santa Fe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios