Museo de huelva La muestra está organizada por la Caja Rural del Sur y Antonio España e Hijos

Cuando el reciclado se hace arte

  • Guillermo Summers, invitado en Reciclarte 09 con su exposición 'Cosas de la mar y la mar de cosas'

Comentarios 1

Un mosquito gigante en la fachada del Museo y un hombre saliendo de una lata de sardinas dan el primer toque de atención sobre la segunda edición de Reciclarte, el segundo certamen internacional de esculturas con material reciclado que ha ganado el uruguayo residente en Almonte, Manuel Couceiro con Marea verde, el segundo ha sido para la obra Sustituto de Bartolomé Montes López de Linares. Mientras una de las menciones fue para los onubenses Antonio García Gómez y Raquel MárquezY tú que opinas.

En la muestra se puede encontrar de todo, botellas de plásticos convertidas en extrañas personas a la puerta de la sala, botes de comida para recién nacidos que da forma a una cigüeña, una bola del mundo con madejas y calcetines... Pero todo con un desbordante imaginación que ha hecho posible dar un giro para convertirlas en obras de arte, con un toque de atención a la recuperación de material en una sociedad en la que en consumo es muy grande con un desecho que desborda y que no se recicla en la medida necesaria. Así lo pusieron de manifiesto los comisarios de la exposición, Benito de la Morena, Rafael Mélida y Monika Rasco, como los organizadores y patrocinadores, Juan José Oña, delegado de Cultura; José Luis García Palacios, presidente de la Fundación Caja Rural del Sur; y José España, de Antonio España e Hijos.

Marea Verde es una escultura compuesta por cuatro módulos o brazos que describen un tetraedro regular sin desajustes. Está construida combinando elementos mecánicos como la cadena y el vidrio reciclado, que le aporta el color verde que lleva por título. El autor de la obra demuestra un gran dominio de los métodos de soldadura y originalidad en el ensamblaje de las piezas de vidrio reciclado. En sus elementos menores y acabados, su artífice no se queda en la tosca unión de las piezas fragmentadas de la cadena sino que incluye diminutos ornamentos en un intento de eliminar la dureza y frialdad del objeto mecánico y lo hace mediante alambre de ferralla a modo de pequeñas espirales que en un primer vistazo pueden pasar desapercibidas.

Reciclarte ha tenido como complemento en esta segunda edición la presencia de Guillermo Summers con la exposición Cosas de la mar y la mar de cosas. Se trata de una muestra en la que se recogen piezas recicladas cogidas en Isla Antilla y que las ha transformado en cuadros, ha pintado piedras, o las caracolas le ha servido de soporte para algunas pequeñas esculturas, las mismas que las usa como auriculares de una escultura suya. Guillermo Summers dice que el mensaje de hacer arte con el reciclado es que se de muestra que el valor plástico y estético no dependen siempre de la riqueza de los materiales empleados. Asegura que "la inutilidad de las cosas está en función de la inutilidad de la imaginación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios