En permanente lucha por la vida

  • La Asociación MotoRocío realiza muchas actividades para mejorar la educación y la seguridad viall proyecto El colectivo onubense quiere crear antes de fin de año la Fundación MotoRocío.

Comentarios 1

"Me gusta que me dé el viento en la cara, montado en mi caballo de acero de noche, de día, de madrugada, me gusta ser un quijote, motero. Me gusta oír el ruido de la biela, por pistas, carreteras y senderos. Me gusta ver salir la luna llena, redonda, como las ruedas que llevo. Si el tiempo, compañero de la vida, se para en una curva del camino, que el sol funda mi cuerpo en el acero porque soy caballero del destino. A lomos de pegaso volaré y si acaso algún día se desboca, con todas mis fuerzas cantaré: Yo fui al MotoRocío del Biela Loca". Con este poema expresan los integrantes de la Asociación Memorial MotoRocío su enorme debilidad y pasión por el mundo de las dos ruedas.

En su empeño por una mayor seguridad vial de todo el colectivo motero, esta asociación desarrolla una labor importante con la mayoría de motoclubs y peñas moteras de Huelva y provincia y celebra una Mesa Motera por la Seguridad Vial, desde la cual intentan mejorar los problemas de la moto y su seguridad vial, desde dentro. Asimismo, "buscamos la participación del colectivo motero, asumiendo responsabilidades de los moteros, y tratamos de acercar la actitud de algunas figuras responsables en la administración a la realidad de las características y necesidades del colectivo de la moto, la instalación de guardarrailes, mantenimiento de las carreteras, etcétera", explica Manuel García Ramírez, representante del motoclub. En este sentido, " hemos conseguido importantes éxitos", destaca. No obstante, "desde nuestro punto de vista, la lucha contra los accidentes de tráfico es una utopía y como tal humanamente nunca podemos reflejar logros cuantitativos, porque la vida de cada persona no es un número, a pesar de que las estadísticas lo reflejen así, porque se puede caer en un baile político de las cifras según convenga, y por desgracia se puede perder el significado y respeto a la persona fallecida", apunta García.

La asociación ha llevado a cabo numerosas actividades como, por ejemplo, la Gymkhana Scooter, un proyecto de educación vial para la juventud, de participación libre y dos días de duración, de amplios contenidos teórico, morales y prácticos. "Estuvo dirigido a los usuarios del ciclomotor por sus especiales características, fue financiado por la Junta de Andalucía y otros organismos, y tuvo una gran participación y sobre todo la consecución de sus objetivos", señala el representante de la Asociación MotoRocío Memorial.

De espíritu inquieto y emprendedor, este colectivo tiene previsto llevar a cabo más actividades antes de finalizar el año. "Junto a los integrantes de la Mesa Motera nos gustaría repetir el homenaje a la Guardia Civil previsto para el próximo día 9 o el 10 de octubre, según se acuerde con la Comandancia; y realizar la 21 edición del Memorial MotoRocío 2010", expone Manuel García.

"También tenemos en proyecto la realización de un Toy Rum en Navidad -añade- estamos en conversación con otras asociaciones de Huelva para su realización ya que, además de la recogida de juguetes, queremos ampliar con otros contenidos para mejorar su proyección benéfica".

No sólo eso, el propósito de esta asociación es organizar rutas culturales para mejorar el conocimiento del patrimonio, con salidas desde el museo provincial de Huelva como la Ruta de la Sal El Sabor del Sol, un aula en moto de un fin de semana por la costa de Huelva; o la Ruta de los Ocultos La Frontera de los Dioses, creada para conocer el patrimonio neolítico en el eje Huelva - Portimao a través de un aula en moto de un puente de tres días entre Huelva y Portugal.

"Pero quizás el proyecto más importante que esperamos realizar antes de fin de año será la creación de la Fundación MotoRocío -destaca García- de esta forma tendremos una mejor herramienta para conseguir realizar serios y grandes proyectos a plazo medio, para mejorar la educación y la seguridad vial especialmente".

Esta asociación une devoción rociera y motociclismo y es que "cuando hablamos de recordar a las víctimas del tráfico, viviendo en esta tierra mariana y marismeña, teniendo a nuestra Madre aquí mismo, es un gran consuelo acudir ante Ella, así lo hicimos la primera vez en diciembre del pasado 1990 para recordar a un compañero motorista y amigo del Moto Club Biela Loca", concluye Manuel García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios