El obispo bendice el retablo del Cristo de la Expiración

  • La Virgen de la Esperanza permance en besamanos hasta el domingo

  • La obra la ha realizado el tallista Daniel Sánchez

El obispo ante el nuevo retablo del Cristo de la Expiración. El obispo ante el nuevo retablo del Cristo de la Expiración.

El obispo ante el nuevo retablo del Cristo de la Expiración. / josué correa

La Hermandad de la Esperanza bendeció el nuevo retablo del Cristo de la Expiración. Un trabajo realizado por el tallista isleño Daniel Sánchez y que vió la luz en el día de ayer en la capilla sacramental. Numerosa expectación por parte de los hermanos de San Francisco, que se concentraron en el templo para contemplar el resultado de un proyecto que se puso sobre la mesa hace alrededor de un año.

El miércoles por la noche se estuvo "trabajando y montando" hasta última hora el retablo, explica el hermano mayor, Alfonso Díaz. El diseño se desconocía porque "queríamos que fuera una sorpresa", contaba Díaz horas antes de la bendición. Pero sí que resaltaba la belleza de la obra, además de que "esto no es solamente para la Hermandad de San Francisco, es un regalo para toda Huelva". Un trabajo que "enriquece" todo el patrimonio de la capital porque "es una obra de arte". El acto estará marcado en la historia cofrade onubense, ya que "hacía 65 años que no se bendecía un retablo en Huelva". La percepción de la obra llama a los devotos por el paralelismo con los detalles "basados en el paso del Señor", aunque luego tiene aspectos "de quien lo ha diseñado".

La Virgen del Mayor Dolor y San Juan Evangelista acompañan al Señor

El acto espiritual consistió en una Misa de Bendición que fue oficiada por el obispo de Huelva, José Vilaplana Blasco, que también fue el encargado de bendecir el nuevo retablo que acogerá al Cristo de la Expiración, la Virgen del Mayor Dolor y San Juan Evangelista de aquí en adelante. Numerosos devotos aguardaron en el interior del templo con antelación a una celebración que se desarrolló con solemnidad. También estuvieron presentes varios representantes de diferentes hermandades de la capital, así como el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz.

La Hermandad de la Esperanza continuó en la misma tarde de ayer con cultos y celebraciones. Tras la solemne misa, comenzó el besamanos de Nuestra Señora de la Esperanza Coronada, que se alargará hasta el próximo domingo al mediodía. Asimismo, el día de ayer se culminó en la iglesia de Santa María de la Esperanza con la vigilia de la Inmaculada. A continuación, la Banda del Cristo de la Expiración interpretaba Los gozos de la Inmaculada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios