Cuatro mil parados más

EL paro en la provincia de Huelva no acaba de tocar techo, a la vez que se agrava ante el descenso de la contratación y la caída de la afiliación a la Seguridad Social. Ya son 32.435 los parados registrados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y tan sólo ha transcurrido medio año de una desaceleración económica que con estos datos se hace más crítica. En el transcurso del último año más de un 13% de parados han engrosado las listas del SAE. No es sólo la construcción la que ha sufrido esta sangría, pues el sector servicios ya ha perdido tantos empleos como el ladrillo. La industria sigue manteniendo el tipo en estos últimos doce meses, aunque cerca de trescientos trabajadores hayan tenido que ir al paro. Los más beneficiosos han sido los trabajadores sin empleo anterior, que han entrado en un millar en el mercado laboral.

Los datos no engañan, por lo que cada vez se hace más necesario que los agentes sociales se pongan a trabajar para buscar las soluciones, ya que no hace falta estar en crisis para que los datos del empleo en la provincia de Huelva sean claramente negativos. Los empresarios siguen insistiendo en replantearse el modelo productivo, solicitando a la vez mayor apoyo a la industria. La Administración apenas si aporta algo, ya que se escuda en que lo peor pasará, en la confianza de que los servicios y la construcción repunten. Más de lo mismo, y así nos va. Y los sindicatos siguen con el discurso de la precariedad y demandan medidas contundentes para evitar la pérdida de empleo en todos los sectores. Mientras tanto, cuatro mil hogares han visto como uno de sus miembros se ha quedado sin empleo.

Y dentro de este panorama, los hay que haciendo un análisis más optimista apuntan que menos mal que al final se solucionó la crisis del metal, se paró el conflicto de Nilefos y en la hostelería se acabaron acercando las posturas, pues de los contrario estaríamos hablando de más parados, aún, en las listas del SAE.

Todo ello en una comunidad como la andaluza que absorbe la mitad de estos nuevos parados, con tasas en muchas provincias mucho más elevadas que las de Huelva, como es el caso de Almería, que ha visto como se ha incrementado el paro más de un 30% en este último año, o Málaga y Granada, con el 25,37 y el 23,30%. Algo se debe estar haciendo mal desde Andalucía cuando en los últimos doce meses se han tenido que apuntar en las oficinas del SAE un 18,10% más de parados, con una media de contratos indefinidos firmados en este mismo periodo del 5,55%, siete puntos por debajo de la media nacional. Eso sí, Huelva no llegó al tres por ciento.

Tan sólo queda esperar que las promesas de Chaves, aprovechando que estaba el martes en Huelva, comprometiéndose a poner en marcha un plan para consolidar la industria y la urbanización del Ensanche alivien la situación, pues si no la crisis en Huelva acabará siendo perenne.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios