Huelva

La huelga de interinos pone en riesgo la calificación final de los alumnos

  • La convocatoria comienza hoy y se extiende hasta el 30 de junio

  • Los profesores quieren estabilidad en su situación laboral

Concentración de profesores celebrada el pasado mes de febrero. Concentración de profesores celebrada el pasado mes de febrero.

Concentración de profesores celebrada el pasado mes de febrero. / alberto domínguez

Hoy comienza una convocatoria de huelga que tiene como protagonistas al colectivo de docentes interinos que siguen manteniendo un pulso con la Administración autonómica en su propósito de asegurarse su puesto de trabajo ante lo que consideran una amenaza provocada por la próxima Oferta Pública de Empleo (OPE) que sacará, por cierto, un buen número de plazas.

Esta nueva convocatoria le dará continuidad a la que se extendió durante el pasado mes de marzo. En aquel entonces, hasta 28 institutos de la provincia vieron cómo la convocatoria afectó las evaluaciones de ese trimestre. En caso de que en esta ocasión el seguimiento de docentes sea notable, la principal repercusión puede dirigirse hacia las evaluaciones finales de fin de curso. Esto puede tener una especial repercusión en los estudiantes de Bachillerato que, en su segundo curso, atraviesan una auténtica maratón de nervios y preparación de cara al salto a la universidad.

Algunos institutos estarían adelantando las notas antes de la conclusión del curso

La convocatoria, como la vez anterior, está secundada por Ustea -que sí tiene presencia en la mesa sectorial-, CGT, CNT, Docentes por la Pública así como la Asamblea Andaluza de Docentes Interinos. Este organismo ha hecho un llamamiento al colectivo para que secunde de forma masiva la huelga que se dilatará, si no hay novedades, hasta el 30 de junio, es decir, hasta final de curso.

La asamblea incide en que la huelga hará "peligrar las calificaciones finales de todo el alumnado". Los primeros afectados -según los convocantes- serán los alumnos de segundo de Bachillerato y de módulos profesionales cuyas evaluaciones se celebran a finales de mayo y no pueden posponerse, tal y como se hizo en la segunda evaluación, "porque ahora necesitan las calificaciones para las pruebas de acceso a la universidad y las prácticas de empresa".

Los interinos convocantes lamentan "la falta de sensibilidad y diálogo de la Junta de Andalucía que perjudica no solamente al profesorado interino, cuyos puestos de trabajo están en el aire, sino también a los estudiantes, sobre todo de zonas rurales y de menor desarrollo económico, que es donde se concentran los centros de enseñanza con mayor porcentaje de profesorado interino".

La asamblea denuncia asimismo que la situación de desconcierto "ante el silencio de la Consejería de Educación ha llevado a algunas directivas de centros a dar instrucciones al claustro para poner todas las notas finales antes del 14 de mayo, aun cuando en la mayoría de los cursos y asignaturas no se habrían celebrado los exámenes finales ni las recuperaciones, por no hablar de la desmotivación de los alumnos para acudir a clase sabiendo que su nota ya está puesta".

El colectivo engloba a 1.500 docentes en la provincia. Según Ustea, el seguimiento en la anterior huelga fue del 30% y las repercusiones se dejaron notar en Ciclos Formativos de manera especial aunque desde la Delegación Territorial de Educación se habló de problemas puntuales.

La Asamblea Andaluza de Docentes Interinos no entiende por qué la Junta de Andalucía se resiste a negociar un plan de estabilidad para el profesorado interino de la enseñanza pública cuando, en el año 2013 "y en plenos recortes en educación pública, no tuvo ningún problema en firmar un acuerdo de estabilidad para los profesores de la enseñanza concertada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios