El viejo estadio da paso a un gran parque y dotaciones en Isla Chica

  • La plaza cambiará de imagen e incorporará las nuevas tecnologías con un punto Wifi · El Jardín Marisma, en el centro de la nueva urbanización, albergará un estanque-auditorio

El diseño urbanístico de Isla Chica sufrirá una gran transformación con la urbanización del solar del viejo estadio Colombino, una superficie de 51.072 metros cuadrados que dotará a esta área de la capital onubense de un gran parque, más de 21.000 metros cuadrados de espacios libres, así como de dotaciones sanitarias, socioculturales y comerciales, un proyecto que apuesta por la fluidez de recorridos, de conexión entre las construcciones existentes y la futura urbanización y de las nuevas viviendas y dotaciones con las zonas libres.

Con la Unidad de Ejecución Plaza Houston-Estadio se pretende modernizar Isla Chica, convertirla en el segundo centro de la ciudad, dinamizar la zona y adaptarla a la Huelva del siglo XXI. Las nuevas tecnologías están presentes en la urbanización del solar, la plaza del Estadio contará con un punto Wifi, conexión a Internet al aire libre, de acceso gratuito para los vecinos.

Con la urbanización del espacio se definirán cuatro áreas, que configurarán el gran parque: La plaza del estadio que seguirá manteniendo su carácter de antesala; el jardín marisma, un espacio central, donde los elementos naturales serán fundamentales en su configuración; la plataforma de Pío XII, en la que se plantea un jardín vertical, y la plaza Houston, que conservará su función de zona de juegos para los niños.

La plaza del Estadio será la entrada principal al Jardín Marisma y a las nuevas edificaciones. Contempla zonas de estancia y de juegos infantiles así como un punto de conexión wifi, con el objeto de fomentar el uso de las nuevas tecnologías y potenciar esta plaza como espacio de interacción social y generacional. Se ha primado la conservación de los árboles existentes tanto aquí como en la plaza Houston.

Desde la plaza de Estadio se accederá a través de un espacio con pérgolas al denominado como Jardín Marisma. Las pérgolas irán sobre unas estructuras lineales que marcarán los recorridos y soportarán la iluminación del Jardín Marisma, ubicado en el centro de la nueva urbanización y que estará flanqueado por un lado por el centro de salud, para el que se destina una parcela de 2.315 metros cuadrados, y el centro social, para el que se reservan 1.375 metros cuadrados, y por otro, por el hotel, para el que hay un espacio de 750 metros cuadrados, y el establecimiento comercial y de ocio, que contará con 7.480 metros cuadrados.

A lo largo de este parque hay varias zonas de juegos infantiles. Aparte, en el centro del jardín se contempla un estanque-auditorio. Se plantea como un elemento singular tanto por su ubicación como por su función vinculada a la futura edificación sociocultural. Será un teatro auditorio al aire libre en torno a una laguna, con un entarimado de madera y un graderío de hormigón prefabricado que recorrerá parte de la laguna. Sobre el estanque se construirá una pasarela en forma de arco y revestida de madera.

El Jardín Marisma dará paso, también a través de un espacio con pérgolas, a la plaza Houston, que cambiará totalmente su fisonomía, pasando de ser un aparcamiento en superficie a un gran espacio público integrado en la estructura de la nueva urbanización. Conservará el uso como espacio de juegos infantiles e incluso aumentará la superficie destinada a los niños e incorporará una zona lúdica para mayores con un circuito de mantenimiento. Se conformará esta plaza como lugar de encuentro y de esparcimiento.

Entre el Jardín Marisma y la plaza Houston se proyectan las treinta y seis viviendas. Para uso residencial se destina una parcela de 1.100 metros cuadrados. La edificación está configurada con distintos volúmenes cuyas alturas oscilarán entre las dos y las siete plantas de altura.

En cuanto a la plataforma de Pío XII, el espacio comprendido entre los testeros del barrio Pío XII y las estructuras de contención que las separan de la calle Pedro Alonso Niño, la Unidad de Ejecución propone conexiones sin barreras arquitectónicas entre espacios históricamente desconectados, definir nuevas áreas de estancia y reorganizar los espacios existentes, manteniendo, en la medida de lo posible, los elementos vegetales de mayor porte. Se trabajará la topografía para eliminar barreras arquitectónicas favoreciendo en la plataforma de Pío XII la conexión de todos los espacios con pendientes inferiores al 6 por ciento.

El desnivel entre las viviendas de Pío XII y la calle Pedro Alonso Niño varía de uno a cinco metros de altura. La mayoría de las estructuras de contención se resuelve con un muro de hormigón excepto la zona de mayor desnivel, donde se plantea un muro verde para darle un aspecto de jardín vertical.

La superficie de la plataforma se ampliará al modificarse el carácter y el trazado de la calle Pedro Alonso Niño con la peatonalización de uno de sus tramos. Se proyecta un túnel subterráneo desde la calle Ismael Serrano hasta Vicente Yáñez Pinzón para que circulen los vehículos, lo que contribuirá a mejorar la accesibilidad.

En cuanto a los aparcamientos, en la Unidad de Ejecución se proyectan 2.000 plazas de estacionamiento, de las cuales 152 serán bajo el residencial; 1.030 en el comercial; 141 en el hotel, 154 en el centro sanitario y 92 bajo el centro sociocultural. Además se han previsto 160 plazas de aparcamiento en superficie, junto al comercial, y un mínimo de 271 bajo rasante en la plaza del Estadio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios