Una enciclopedia de baloncesto

  • Trabajador de Ertisa

Comentarios 2

Simón (Huelva, 6 de diciembre de 1978) lleva el baloncesto en la sangre y en la mente, pues es un experto en todo lo relacionado con el deporte de la canasta. Empezó a practicarlo en el colegio con seis años, y aunque nunca ha jugador de forma profesional, siempre que puede aprovecha un rato para disfrutar sobre la cancha. Jugó hasta edad juvenil, pero luego tuvo que dejarlo por los estudios; desde entonces 'mata el gusanillo' en pachangas con los amigos, ligas de verano, del Patronato, etc.

Este trabajador de Ertisa (en el departamenteo de Tesorería) conoce a la perfección el baloncesto onubense, y lleva más de 20 años siendo socio del actual Ciudad de Huelva. En su retina guarda las mejores acciones de todos los jugadores que han defendido la camiseta onubense, y si tuviera que quedarse con alguno, no lo duda: el mítico base Antonio Márquez. En su selección 'histórica' le tiran más los antiguos que los modernos: como bases, además de Márquez, se queda con Javier Montaner y Vickery "clave en el ascenso"; como exteriores, Cristóbal Rojas, Manolo Piña e Isaac López; y por dentro, Valery Daineko, Pepón Artiles y Oriol Junyent.

Su club 'ideal' se completaría en el banquillo con Sergio Valdeolmillos y Pepe Rodríguez "el mejor técnico que hemos tenido" y en la presidencia con Manuel Pérez Blanco o Inmaculada García "a los dos los conozco personalmente y sé que hicieron todo lo que pudieron por el club".

Una de las aficiones de Simón es Internet, donde es conocido en toda España con el alias de Toni Kukoc "el jugador que me marcó, el mejor europeo de la historia", y son famosos sus duelos dialécticos con foreros de equipos rivales. "Me gusta 'pinchar' un poco, pero sin mala fe. Es bueno crear polémica, le da vidilla a los foros. ¿Qué sería del baloncesto sin eso?", asegura con buen humor.

Disfrutó con el ascenso a la ACB "llevaba mucho tiempo esperándolo" y sufre con la situación actual y la posible desaparición del club "esperaba esta situación, pero algunos años más tarde".

En su vida cotidiana dista mucho de su fama de polémico que tiene en Internet. "Me considero una persona tranquila, pacífica, aunque un poco vago, me gusta tomarme mi tiempo para no hacer nada; quizás eso sea una virtud más que un defecto" (risas).

En su tiempo libre le gusta ir al cine ("sobre todo de aventuras"), leer (Pérez Reverte es su favorito, aunque se fija más en los temas que en los autores), estar con los amigos y tomar una copa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios