La empresa declaró en 2008 pérdidas de 203 millones

  • La fábrica de Palos fue adquirida por Ercros hace cuatro años

Ercros justifica el nuevo 'Plan de Ajuste' con la adecuación de la estructura productiva de la empresa a la caída de la demanda de sus productos, como consecuencia de la crisis, que el año pasado les llevó a declarar unas pérdidas de 203,39 millones. Una situación a la que contribuyó que hace tan sólo quince días, la junta general de accionistas aprobara llevar a cabo una reducción del capital social de la compañía, que se fijó en 161 millones.

Su decisión se basa en una reducción de costes, cuantificados en 48 millones anuales, que se complementan con los resultados del Plan de Mejora de la Eficiencia puesto en marcha en la compañía a partir de 2007 (coincidió con el ERE que ya se planteó en 2007 para 32 trabajadores en un período de dos años).

La situación echa por tierra la actividad de una empresa que se ubicó en la provincia en el año 73 y que tan sólo dos años después, en 1975, amplió la producción con la incorporación progresiva de nuevas plantas de producción que permitieron la diversificación de su cartera de productos. Hubo varios cambios, hasta que en 1992, el grupo Aragonesas (nombre con el que inició la actividad) fue absorbido por Uralita SA. Trece años más tarde, en 2005, el grupo fue adquirido por Ercros y el centro de Palos pasó a formar parte de lo que la multinacional denomina División de Química básica, que desarrolla su actividad en siete centros de producción ubicados en Cardona (Barcelona), Flix (Tarragona), Palos de la Frontera, Sabiñánigo (Huesca), Tarragona, Vila-seca I (Tarragona) y en la Salina de Huelva, que desde 1980 abastece de sal los procesos electrolíticos de la fábrica de Palos de la Frontera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios