Todo los días junto al Simpecado

  • Administrativa

Desde 1991 Mariló Silva es la persona atenta en la Hermandad del Rocío de Huelva, la que está pendiente a todo lo que le hace falta a la hermandad. Es la administrativa de la hermandad, la encargada de solucionar todos esos problemas domésticos y resolver aquellas dudas de cuantos acuden de lunes a viernes, mañana y tarde.

Un trabajo que le da la oportunidad de estar ahí cerca de su devoción rociera, de manera diaria. Un privilegio, sin duda, de mañana y tarde, donde para ella la obligación y la devoción están unidas, lo que le da la oportunidad que sea quien tenga fijadas más miradas al Simpecado, ese que como ella dice está tan unido a su vida y a la de su familia. Mariló lleva a gala que ya con siete meses y en el seno de su madre fue por vez primera al Rocío. Desde entonces no ha faltado y siempre con la Hermandad de Huelva y seguirá mientras pueda, lo hace con su familia, con la peña y con sus hijos. Prepara ya este Rocío que es cercano y lo hace con su hija con la que ya mira el traje que estrenarán en la próxima romería. Le gusta ir a caballo, y lo hace desde los diez años, durante el año acude a La Ribera para disfrutar montando por el campo. Ella que conoce bien todo lo referente a la hermandad ha visto cómo en los últimos años la tradición rociera no sólo se mantiene en Huelva, sino que se incrementa. Aunque recuerda con nostalgia aquellos otros rocíos en los que con el charret de sus padres se podía mover en la comitiva, lo que hoy es impensable. Era más tranquilo, sin tantos tractores ni todoterrenos. Pero dice que hay que acostumbrase a todo. A ella le gusta ir con su caballo haciendo el camino cerca de la carroza, viviendo todos esos momentos intensos que van grabándose de Rocío a Rocío. Mientras llega ese momento que renovará todas las ilusiones que se dejaron ante la Blanca Paloma en la pasada romería, es el tiempo de vivir en hermandad y en familia los muchos actos de todo el año, paellas de Gato, navidades en la aldea, la Candelaria, peregrinación de marzo... hasta que llegue el Jueves de Rocío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios