La construcción aglutina la mitad de los accidentes mortales de 2009

  • El sector servicios es el único que se libra de los fallecimientos laborales en lo que va de año

De los ocho accidentes mortales registrados en la provincia de Huelva mientras los fallecidos estaban en su puesto de trabajo en lo que va de año, cuatro de ellos tuvieron lugar en la construcción, el 50% del total. Es, por tanto, el sector más castigado por la siniestralidad laboral, con dos accidentes con resultado de muerte contabilizados en el mes de marzo, otro el pasado mes de julio y uno más el 10 de agosto, cuando un hombre que realizaba tareas de pintura en el polideportivo de Higuera de la Sierra perdía la vida después de padecer un infarto, si bien aún se desconocen los resultados de la autopsia.

El único sector que se ha librado del azote de la muerte hasta el día de hoy es el servicios. Y es que, el 50% restante de los fallecimientos en el lugar de trabajo de Huelva pertenece al sector industrial (25%) y el agrícola (25%), con dos accidentes mortales cada uno. El primer siniestro de estas características de 2009 lo protagonizó un trabajador de la industria del metal, según recordó a este diario la secretaria de Acción Sindical y Empleo de UGT-Huelva, María Luis Domínguez, al que hay que sumar uno más en el mismo ramo en mayo.

La agricultura, que había empezado el año con buen pie, ha tenido que sumarse a la trágica lista de la siniestralidad laboral con dos víctimas en verano, una en el mes de julio y otra, un agricultor de Bonares, en el presente mes.

Centrándonos ahora en el primer semestre del año, la estadística de la Dirección General de Seguridad y Salud Laboral de la Consejería de Empleo señala que Huelva fue la única provincia andaluza en la que tuvo lugar un incremento, concretamente del 7,3%, en la tasa de accidentalidad, mientras que los accidentes graves sufrieron un incremento del 21,4%.

En el sector industrial la primera mitad del año dejó un índice de incidencia de 49,3 accidentes laborales por cada mil afiliados a la Seguridad Socia, el segundo más elevado de Andalucía. En este sector se igualó el número de accidentes mortales de 2008, con uno, y los graves se redujeron en un 43,7%, muy por debajo de la media andaluza, que se situó en el -25,5%.

Los accidentes graves en el sector de la construcción decrecieron un 47,6% en el primer semestre de 2009, y los mortales un 60% en ese periodo. No obstante, la tasa de incidencia es la mayor de Andalucía, con 45,2 accidentes laborales por cada mil afiliados.

Por último, en el sector servicios se aminoraron los accidentes mortales un 100% y los graves un 15%. Eso sí, la reducción en el global de accidentes contabilizados entre enero y junio de este año fue únicamente del 7%, la menor de la región andaluza, mientras que el índice de incidencia se situó en 15,3 siniestros por cada mil afiliados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios