El consejero de Fomento se reúne hoy con vecinos del Casa por Casa

  • La Junta realiza una consulta por vía de urgencia a Hacienda para que exonere a las familias del impuesto a pagar por la subvención

Campamento, con dos tiendas, instalado por varios vecinos con el apoyo de la plataforma Concejal 29, junto a las viviendas de Santa Lucía. Campamento, con dos tiendas, instalado por varios vecinos con el apoyo de la plataforma Concejal 29, junto a las viviendas de Santa Lucía.

Campamento, con dos tiendas, instalado por varios vecinos con el apoyo de la plataforma Concejal 29, junto a las viviendas de Santa Lucía. / fotos: josué correa

Comentarios 0

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, se reunirá hoy en Huelva con vecinos de Marismas del Odiel para informarles del proceso de adjudicación de las viviendas incluidas en el programa Casa por Casa. El encuentro tendrá lugar después de que el matrimonio de ancianos afectados el pasado viernes por el incendio de su vivienda, ubicada en la barriada de La Navidad, permanezca de forma provisional en una de las casas de Santa Lucía que aún no han sido entregadas a pesar de estar construidas y de haber sido sorteadas.

En la reunión, que tendrá lugar en la Delegación del Gobierno de la Junta, López les explicará las acciones que lleva a cabo la Administración autonómica para desbloquear la entrega de estas cien viviendas de Santa Lucía, ya que los beneficiarios se niegan a pedir la subvención a la Junta para tener en propiedad estas casas, al conllevar esta gestión la correspondiente tributación ante el Ministerio de Hacienda por el aumento patrimonial.

La Junta tratará así de calmar los ánimos mientras intenta que Hacienda exima a los vecinos de un impuesto que los beneficiarios aseguran no poder pagar, o bien se le reduzca o aplace, de modo que lo que tributen por la subvención recibida de la Junta no les deje en una situación límite.

Con este objetivo, la Junta ha realizado una consulta por vía de urgencia a Hacienda, si bien hace una semana ya registró una PNL en el Parlamento para pedirle al Gobierno central que, dada la coyuntura económica de estas familias, las exonere o bien bonifique ese trámite tributario con el objetivo de que por fin puedan instalarse de forma legal en dichos inmuebles, en los que la Junta ha invertido once millones de euros.

Desde la Administración autonómica mantienen que una vez soliciten la subvención, los vecinos formalizarán el contrato y pasarán a ser propietarios de pleno derecho de una vivienda regularizada por valor de 70.000 euros, con sus derechos y obligaciones, sin que hayan tenido que aportar ninguna cantidad económica ni a la Junta ni al Ayuntamiento, tan sólo la entrega de su anterior vivienda.

De estos 70.000 euros, el Ayuntamiento ha financiado el 10% y la Junta de Compensación Marismas del Odiel aporta 9.000. Para el resto deben pedir una subvención a la Junta de algo más de 50.000 euros por la que los vecinos tendrán que pagar a Hacienda.

Aunque la Junta y el Ayuntamiento (el convenio de 2006 es fruto de un acuerdo entre ambas administraciones) llevan semanas buscando una solución para las cien familias afectadas, el pasado viernes Santa Lucía volvió a la actualidad tras el realojo del matrimonio de ancianos, afectado por la demora en la entrega en una de las viviendas de la promoción tras el incendio de la suya actual en Marismas del Odiel.

Según recordaron ayer desde la Junta, el mismo viernes se les ofreció una vivienda, propiedad de la Administración autonómica, en la barriada de Hispanidad, "con luz, agua y todas las condiciones legales", pero la rechazaron. Por ello, se les busca otra vivienda en una zona más cercana a Marismas del Odiel donde puedan realojarse "de forma legal y transitoria" hasta que llegue una solución definitiva para poder estar en su casa de Santa Lucía.

Desde el pasado fin de semana algunos vecinos de Marismas del Odiel, apoyados por la plataforma onubense Concejal 29, están en una acampada a la que han llamado Campamento por la dignidad abuelo Carlos. Familiares de la pareja de ancianos explicaron que se trata de varios vecinos que quieren apoyarles, así como de beneficiarios del Casa por Casa que "temen que sus viviendas sean ocupadas". Al tiempo, criticaron que la Policía Local "no dejó pasar a nadie a la vivienda en la que se ha instalado la pareja de ancianos para llevarles enseres, entre ellos una puerta".

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios