El alquiler con opción a compra emerge ante el parón de las ventas

  • La falta de información entre profesionales ha llevado a que sólo una mínima parte del stock de viviendas entre en la bolsa de liquidación de la Junta · Marruecos, próximo destino del sector

Nuevas fórmulas para nuevos tiempos. La crisis económica y las restricciones crediticias han frenado en seco la compraventa de viviendas y han puesto prácticamente la soga al cuello de los promotores, que se han visto obligados a agudizar el ingenio para buscar una salida alternativa a la financiación bancaria que les permita cobrar, al menos, una parte de todo lo que han invertido en esas viviendas que no se venden y cuyas hipotecas deben seguir asumiendo. Tienen claro que si no se vende habrá que alquilar, pero con algún tipo de atractivo para el inquilino deje de pensar que está tirando el dinero. ¿La fórmula?: el alquiler con opción a compra.

Más de la mitad de las nuevas promociones siguen en venta en la provincia y de la otra mitad, la gran parte (más del 80%) ha pasado a manos de los bancos ante la falta de liquidez de los empresarios. Hay que abrir nuevas vías de negocio en un sector que ha sido básico en la provincia (antes de que comenzase la crisis, aportaba el 15% al PIB provincial, generaba 25.000 empleos y construía una media de unas 22.000 viviendas al año; hace dos años su aportación al PIB se quedaba alrededor del 10% y actualmente prácticamente en la mitad). Con la fórmula del alquiler con opción a compra, que ya se ha comenzado a impulsar en Huelva, se permite que una persona que disfrute de una vivienda en régimen de arrendamiento durante varios años tenga la oportunidad de comprarla. Así, el dinero invertido durante un periodo determinado de alquiler no se pierde, sino que forma parte del precio final del inmueble. Eso favorece que durante ese tiempo se puedan asentar en el mundo laboral parejas que ahora no lo tienen tan claro. Y es que está modalidad está pensada (aunque no se excluye ningún perfil) para primeros adquirientes, que en la provincia responden al perfil de jóvenes que se independizan, los mismos que forman el grueso de la bolsa de mileuristas (en Huelva, casi ocho de cada diez asalariados lo son) y los que no pueden optar a la compra de un piso medio (70 metros cuadrados) por falta de ingresos. Este panorama lleva a pensar al sector que será la gente joven la que "se tire" de lleno a esta modalidad.

Se espera así poder liberar parte del stockaje existente, ya que de las poco más de 6.000 viviendas que lo forman en Huelva sólo una "mínima parte" ha pasado a la liquidación prevista por la Junta de Andalucía, que se comenzará a aplicar en enero del año que viene. "Aún no hay datos definitivos, pero la aportación ha sido prácticamente inexistente", se mantiene desde la patronal, que achaca esa tímida repuesta a "la falta de información práctica y comunicación oficial que ha llegado al promotor". Y es que aunque por cada vivienda pierdan una media del 20% de su inversión (se sacarán a precio de hipoteca, es decir, al 80% de la tasación), en las circunstancias actuales, lo que urge es quitarse de encima esa carga, explica el presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción, Javier Mateo.

Ni el alquiler con opción a compra ni la liquidación de stock son suficientes para dar un respiro a los constructores y por eso han comenzado a mirar más allá de nuestras fronteras para colocar los cimientos de futuras obras. Está claro que si la tarta se reduce (se volverá a un volumen de construcción de hace diez años) hay que buscar nuevos mercados. Brasil, Sudamérica y Marruecos son los principales destinos de los empresarios de Huelva. Especialmente el último. Primero por la cercanía, segundo, por el apoyo de la Junta (materializado con el viaje del presidente, José Antonio Griñán, a finales del pasado mes e septiembre) y, tercero, porque hay mucho por hacer en una zona que está por descubrir, que para su desarrollo requiere numerosas infraestructuras. La primera misión organizada partirá desde Huelva el próximo mes de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios