Vilaplana hace un llamamiento a la unidad y la paz en el mundo

  • El obispo de Huelva insta a los onubenses a buscar siempre y en todos los ámbitos de la vida "caminos de diálogo y entendimiento"

El obispo de Huelva, José Vilaplana, hizo ayer durante la homilía un llamamiento a la unidad y la paz en el mundo. Vilaplana, que presidió la misa solemne en la catedral, destacó en el Día de la Caridad la labor que se realiza con los más necesitados desde Cáritas Diocesana.

Apuntó que "la vida en soledad no es vida". Señaló que "no estamos solos, Cristo quiere hacernos partícipes de su vida, de la vida eterna, la que no acaba". El obispo manifestó su preocupación por la situación actual en el mundo "que no nos lleva a interiorizar, dispersa la mente y la atención", no invita "a la profunda interioridad", a la reflexión.

El prelado subraya que hay que dar respuesta "a las grandes necesidades"

Vilaplana abogó por un mundo en el que no haya divisiones, por lo que instó a los onubenses a buscar siempre, en todos los ámbitos de la vida, "caminos de diálogo y entendimiento", tanto "en la familia, con los vecinos, con la sociedad en general, trabajar por la paz y la unidad en la Iglesia y en el mundo".

Recalcó que "la vida es una peregrinación, un camino lleno de pruebas y dificultades" y pidió que se preste atención "a los que se cansan, a los que se quedan en la cuneta". Animó a todos a ser más solidarios con los demás, con los más desfavorecidos, "a caminar juntos, a darle la mano al hermano, al que flaquea por el cansancio, al que tiene fragilidad, al que sufre marginación...", que "abran las manos y el corazón para hacer el camino compartiendo y ayudando al que lo necesita".

El obispo de Huelva subrayó que "hay que dar respuesta a las grandes necesidades".

Comentó que "no estamos solos, el Señor está para darnos fuerza en nuestras debilidades. Debemos estar unos al lado de los otros, formar familia y vivir la fraternidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios