La UHU plantea la clonación de árboles como solución a la seca

  • Un grupo de siete investigadores de la Onubense estudiarán por primera vez la posibilidad de que las características genéticas de los árboles más resistentes sean la cura a la enfermedad

Combatir la seca para salvar las dehesas de encina y alcornoque. Este ha sido el propósito de muchos investigadores onubenses y de fuera de nuestras fronteras. La mayoría de los trabajos se han centrado en combatir el hongo causante de esta enfermedad, pero se ha comprobado que su eliminación es casi imposible, por lo que ahora están empezando a estudiarse otras alternativas. Una de estas iniciativas experimentales se está fraguando en la Universidad de Huelva, donde un grupo de investigadores ha decidido poner a prueba una novedosa solución al problema, hasta ahora, no tratada por ninguna otra investigación, lo que le ha valido el reconocimiento de la Junta de Andalucía. Y es que este proyecto de investigación se alza como uno de los 19 de investigación de excelencia concedido a la Onubense por la Administración Autonómica para este curso académico.

'Selección y propagación de encinas (Quercus ilex L.) y alcornoques (Q suber L.) con alto grado de tolerancia al patógeno Phytophthora cinnamomi' es el título que presenta un trabajo que se prolongará durante los próximos cuatro años, una frase en la que se anuncia la raíz del problema, el hongo del suelo 'Phytophthora cinnamomi', el principal causante de la enfermedad de la seca, que provoca el debilitamiento y la muerte de las encinas y alcornoques, en el Suroeste de la Península Ibérica (Huelva y el Algarve portugués), tal y como lo corroboran la mayoría de los estudios realizados sobre esta enfermedad, aunque éstos también han probado que, además de este hongo influyen otros factores como las sequías severas y recurrentes, encharcamientos estacionales, la contaminación atmosférica, los tratamientos del arbolado y cambios en el uso de las dehesas, además de otros tipos de hongos del suelo de diferente naturaleza.

Este es el origen de la investigación, la inminente necesidad de solucionar un problema que afecta en gran medida a la provincia onubense. La seca amenaza la supervivencia de extensas superficies de encinas y alcornoques con el consiguiente efecto sobre sus valores ecológicos, socioeconómicos, por la importancia de la producción de bellota para el sector del jamón ibérico, y paisajísticos, con influencia también en el Turismo.

La metodología es sencilla, aunque los trabajos son de una gran envergadura. Raúl subraya que "la recuperación de las formaciones de encinas y alcornoques afectadas debe basarse, a medio y largo plazo en un uso apropiado de los recursos genéticos y en la mejora genética de la resistencia/tolerancia de las especies", un objetivo éste con el que la investigación va a contribuir de manera decisiva, siguiendo un procedimiento estratégico.

En primera instancia, persiguen seleccionar individuos (ejemplares de encina y alcornoque) con alto grado de resistencia y tolerancia al hongo del suelo Phytophthora cinnamomi (principal causante de la seca en la provincia). Así, se pretende separar la componente genética de la ambiental, estimar parámetros genéticos que permitan anticipar el resultado de posibles acciones de mejora e identificar individuos muy resistentes que puedan ser propagados vegetativamente e identificar progenitores interesantes para la obtención de una semilla más tolerante. Una vez localizados los mejores ejemplares, procederán a replantarlos en las dehesas onubenses y los clonarán sexualmente con el objetivo de obtener progenitores con un alto grado de supervivencia y desarrollo. Para conseguir todos estos objetivos específicos en pos del final ansiado, este grupo de siete especialistas que se han adentrado en esta aventura, dividirán su trabajo en cuatro etapas, las cuales tendrán una duración aproximadamente de un año, aunque se irán alternando a lo largo de todo el proceso.

El investigador principal del proyecto, Raúl Tapias, explica que esta nueva aventura es la continuación de las constantes investigaciones que llevan realizando desde hace algunos años en relación a este tema, estudios entre cuyas conclusiones destacan que el hongo del suelo Phytophthora cinnamomi está muy extendido por toda la provincia y que existen diferencias entre estos árboles (encinas y alcornoques) en cuanto a la resistencia a este hongo, ya que algunos individuos continúan vivos en zonas muy castigadas por la seca, "una característica en la que se basa este nuevo proyecto". Y es que Raúl, junto con su grupo de investigadores de la Onubense tratarán de seleccionar y propagar individuos y familias de encina y alcornoque con alto grado de resistencia o tolerancia a este hongo que está causando la muerte de muchos de estos ejemplares de la provincia. Para ello, "nuestra propuesta se centra en el estudio y utilización de esta variabilidad de la resistencia de estos árboles al hongo, con lo que proponemos una nueva forma de abordar el problema". Además explica que "las dehesas de encina y el alcornoque en Huelva suponen entre el 15 y el 20% de la superficie total, algo más de 200.000 hectáreas. La zona del Andévalo es la más afectada dentro de la provincia, por lo que centrará gran parte del estudio.

Los trabajos comenzarán con ensayos de resistencia/tolerancia en viveros, en las instalaciones de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Huelva, a partir de la recogida de semillas de progenitores identificados (los más resistentes), así como a través de polinizaciones controladas, es decir, cruzamientos entre, exactamente, 4 progenitores destacados de cada especie para conseguir al menos 30 semillas, que se usarán en etapas posteriores de la investigación y llevarán a cabo la propagación de individuos sobresalientes, a partir de los que estudiarán los mecanismos de resistencia/tolerancia en estos nuevos individuos. Al fin, el grupo realizará un estudio de la interacción planta/hongo en el campo para determinar la influencia de los factores ambientales y meteorológicos sobre el hongo y la planta mediante estaciones meteorológicas ya disponibles por otros proyectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios