SOS Bebés Robados Huelva contabiliza ya 100 casos de desapariciones de neonatos

  • Un total de 57 afectados residen en la capital onubense · El 60% de las víctimas nacieron en el Hospital Manuel Lois

Comentarios 1

SOS Bebés Robados Huelva ha contabilizado hasta la fecha un total de 100 afectados por las presuntas desapariciones de recién nacidos en los hospitales onubenses entre las décadas de los 50 y los 90 del siglo pasado. Suma así en este último recuento una veintena de casos más al inventario anterior, que rondaba los 80.

La presidenta de SOS Bebés Robados Huelva, Esperanza Ornedo, indicó a Huelva Información que la mayoría de las víctimas vive en la capital onubense, 57 en total. Le siguen en importancia Ayamonte, lugar de residencia de cuatro afectados; Bollullos del Condado e Isla Cristina, con tres cada uno; y San Juan del Puerto, Aljaraque y Valverde, con dos. Dentro del territorio provincial, la asociación ha detectado un caso en Villanueva de los Castillejos, El Campillo, Moguer, Punta Umbría, Aracena, Puebla de Guzmán, La Palma del Condado, Beas, Rociana, Almonte, San Bartolomé de la Torre, Cumbres Mayores, Trigueros y Escacena.

Pero también se da la circunstancia de que en ocho de los casos contabilizados los perjudicados no residen en la provincia, sino fuera de ella, aunque sí experimentaron la supuesta desaparición de sus hijos, nietos o hermanos en centros hospitalarios de Huelva. En este sentido, SOS Bebés Robados cuenta con tres socios de Badajoz, dos de Tarragona, uno de Barcelona, otro de Santa Cruz de Tenerife y otros dos más de Granada y Sevilla.

En los datos que maneja la asociación consta que los neonatos presuntamente desaparecidos fueron 31 niñas y 31 niños -el resto se desconoce por el momento-. Ornedo aseguró que entre los casos cabe destacar la existencia de once partos múltiples en que se dio por muerto a uno de los hermanos mellizos o gemelos.

En el ranking de localizaciones sanitarias, el hospital Manuel Lois se lleva la palma. Aquí nacieron 60 de los críos que se esfumaron tras ser dados por muertos y cuyos familiares han denunciado -o pretenden hacerlo en breve- su desaparición. El hospital provincial de La Merced está relacionado con 18 casos. La clínica San Vicente (un caso), el hospital Infanta Elena (un caso) y una clínica privada por identificar (dos casos) completan el mapa de la pesadilla.

En medio de este despropósito histórico que aventura la posible existencia de una trama de compraventa de recién nacidos en el territorio nacional ocupan un lugar destacado también los niños (adultos hoy) que sospechan que pudieron ser objeto de una adopción irregular. En Huelva ya han contactado con Esperanza Ornedo nueve de ellos, dos de los cuales ni siquiera saben en qué clínica vinieron al mundo.

La presidenta de SOS Bebés Robados Huelva hizo un llamamiento a las madres adoptantes "para que hablen con sus hijos y le cuenten la verdad". Dejó claro que "no pretendemos dañar sus vidas, sino todo lo contrario, ayudarles a encontrar sus raíces". A su juicio, "ellas son piezas importantes en nuestra búsqueda, manejan el poder de la verdad, por lo que aún están a tiempo de reparar el daño". Ornedo insistió en que "pueden dar la libertad a los niños para que elijan ahora que son adultos, ya que antes eligieron por ellos obligándoles a vivir una gran mentira y privándoles toda una vida del abrazo de sus madres, que fueron las que los llevaron nueve meses en el vientre". A los adoptados solicitó que "venzan sus miedos y salgan a nuestro encuentro, no esperen a que fallezcan sus padres adoptivos, que puede que sea tarde y los biológicos también se hayan ido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios