El Rectorado cambiará los requisitos para el acceso al Fin de Grado

  • La exigencia de tener de 1º y 2º cursos aprobados perjudica las aspiraciones de algunos alumnos de obtener la beca MEC

Fachada del Campus de La Merced. Fachada del Campus de La Merced.

Fachada del Campus de La Merced. / alberto domínguez

El Rectorado de la Universidad de Huelva (UHU) pretende flexibilizar los requisitos para que los alumnos puedan efectuar la lectura de su Trabajo Fin de Grado (TFG) y de esta manera obtener la titulación. Así se pronunció la rectora, María Antonia Peña, el día de la toma de posesión de los nuevos delegados del Consejo de Alumnos (Caruh) y lo han apuntado otros miembros de su equipo de gobierno como la vicerrectora de Estudiantes, Ángela Sierra.

La idea es acabar con la rigidez que se impuso en 2015 y que pese a las promesas de una posterior modificación, se ha mantenido hasta la fecha. El objetivo de la nueva normativa será que se acabe con el requisito marcado en octubre de 2015 por el que se instaba a que los alumnos estuvieran limpios de suspensos en los cursos 1º y 2º. Este requisito se convirtió en una auténtica ratonera para muchos alumnos, que además vieron cómo no sólo podía perjudicarse su trayectoria académica, sino también sus recursos económicos.

La normativa exige tener aprobado el 70% de los créditos para matricularse del TFG

Precisamente uno de los inconvenientes que produjo la nueva normativa para la presentación del TFG fue que un buen porcentaje de alumnos perdió la posibilidad de aspirar a la beca del Ministerio de Educación (MEC). En el caso de que un estudiante tuviera alguna materia pendiente de los dos primeros cursos, se veía imposibilitado a matricularse del TFG. Además, el número de créditos total del que podía hacer la matrícula no le llegaba a los 60 imprescindibles para obtener la preciada beca, de la que sólo se podía esperar la cobertura de las tasas de matrícula y no la parte variable, que es muy valiosa especialmente para aquellos alumnos que tienen que costearse el alojamiento en Huelva.

La facultad más perjudicada por la nueva medida fue Empresariales, que de manera especial cuenta con una asignatura hueso como es Matemáticas Financieras, que con bastante frecuencia se arrastra durante varios cursos. Aunque hubo una promesa de la entonces decana de esta facultad Asunción Grávalos de lograr una flexibilización, la realidad es que la normativa se ha mantenido durante todos estos años hasta que llegó la campaña electoral al Rectorado, del año pasado, cuando volvió a surgir el tema ante una pasividad más que manifiesta del sector estudiantil. Pese a las protestas que se fueron materializando, siempre a nivel personal por los estudiantes más afectados, las reglas para presentar el TFG se han mantenido inmutables. Grávalos, no obstante, defendió algunos de los postulados como el que contampla la normativa actual de tener aprobado el 70% de los créditos totales de la titulación a diferencia del 80% o 90% anteriores. La decana remitió un escrito ese mismo 2015 al Vicerrectorado de Estudiantes solicitando que el porcentaje de créditos aprobados se rebajara al 60% y así no perjudicar a los estudiantes afectados. Pese a ello, la Secretaría General de la UHU no se vio conminada a defender ningún tipo de modificación, así como la gran mayoría de los decanos valoraron positivamente que la normativa de 2015 unificaba los criterios de todas las facultades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios