Rajoy saca pecho

  • El líder del PP aprovecha su comparecencia sobre la sesión de investidura para reivindicar su gestión al fente del partido

A la guerra de nervios que sacude al PP en las últimas semanas parece unirse también la guerra de declaraciones, en las que, en muchas ocasiones, hay que leer entre líneas. Tras el sonoro discurso de la presidenta de la Comunidad de Madrid el pasado lunes -el conocido como el del "yo no me resigno"-, y veinticuatro horas después del primer cara a cara entre Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero en la nueva legislatura, el líder del PP volvió a reivindicar ayer su gestión en los últimos cuatro años como "aval" para su candidatura a la reelección en junio como máximo responsable popular.

Y lo hizo con una extraordinaria claridad y contundencia cuando fue preguntado por las declaraciones y movimientos de Esperanza Aguirre. Después de advertir que tiene "la buena costumbre" de no revelar sus conversaciones privadas -"yo no hablo y no filtro", enfatizó-, Rajoy aprovechó su comparecencia ante los periodistas para valorar el primer tramo de la investidura del candidato socialista para apuntalar su candidatura para el congreso de junio próximo.

"Yo llevo muchos años en política, yo soy serio, he presentado mi candidatura, se lo he contado antes que a nadie a mi partido político, creo que estamos en condiciones de ganar las próximas elecciones por que tenemos un proyecto político que es bueno para los intereses de los españoles", subrayó. "Me avalan unos resultados mejores que en 2004, me avala el haber sabido garantizar la independencia de mi partido, que sólo se debe a sus militantes y al interés general", apostilló, en un mensaje nítido pero implícito a ciertos medios de comunicación que cuestionan sus actuaciones tras el 9-M.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios