marítimas

El Puerto crece casi un 8% en sus tráficos en el primer cuatrimestre del ejercicio

  • El tráfico de gas natural se dispara con una subida de más de un 21,5% en cuatro meses

  • El año se podría cerrar con más de 33 millones de toneladas y hasta 80.000 contenedores

Imagen desde el puesto de mando del 'JRS Capella' camino del Muelle Sur del Puerto de Huelva. Imagen desde el puesto de mando del 'JRS Capella' camino del Muelle Sur del Puerto de Huelva.

Imagen desde el puesto de mando del 'JRS Capella' camino del Muelle Sur del Puerto de Huelva. / carlos quinteiro

El tráfico en los muelles del Puerto de Huelva recupera su velocidad de crucero y las expectativas tras el cierre del primer cuatrimestre del año apuntan a un ejercicio de récord; si el año pasado se consiguieron alcanzar los 32,3 millones de toneladas y 57.590 contenedores manipulados en las instalaciones del Muelle Sur, este año -de no torcerse la línea de crecimiento iniciada en los últimos meses, algo que no parece probable- ambas cifras pueden superar con creces los 33 millones de toneladas registradas y superar los 80.000 teus para llegar a las seis cifras a lo largo del próximo año. Capítulo aparte merece el comportamiento del movimiento de Gas Natural Licuado, una apuesta del Puerto de Huelva por integrarse entre los nudos logísticos del combustible que supone la revolución del transporte marítimo en todo el mundo. Así, en los cuatro primeros meses del año se ha registrado un aumento de un 21,54% hasta superar el millón de toneladas; en el mes de abril, el aumento ha sido todavía más espectacular, ya que se han triplicado las 95.106 toneladas a las que se llegó en el pasado ejercicio hasta dejarlas en casi 285.000. El petróleo crudo, el tráfico de mercancías, los graneles sólidos y los contenedores, continúan la senda de asentamiento de unos tráficos cada vez más diversificados.

Y es que a pesar de que el mes de abril del año pasado fue especialmente malo para los tráficos, éste ha cerrado su balance con un resultado más que esperanzador. Los de petróleo, que se habían mostrado renqueantes desde que comenzara el año y a pesar de que en abril se vieron afectados por la rotura de la válvula de la monoboya que paralizó la actividad durante varios días, registraron un crecimiento de casi un 54% en abril y se quedó al borde del millón de toneladas, lo que le permite entrar en números negros en el balance del cuatrimestre.

El tráfico en abril aumenta más de un 34% respecto al mismo mes de 2017

También continúan en la senda positiva los graneles sólidos, que continúan con las buenas perspectivas de las importaciones recibidas en el Muelle Ingeniero Juan Gonzalo y que duplican su número en abril en comparación con el año anterior; el acumulado anual supera un crecimiento del 29%.

Donde de nuevo se vuelven a registrar movimientos inimaginables hasta hace tan sólo un par de años es en los contenedores. Así, durante el pasado mes de abril se movieron por la Plataforma Intermodal del Muelle Sur, un total de 6.218 teus, frente a los 4.594 del mismo mes de 2017; esto supone un aumento superior al 35% sobre un ejercicio que ya fue bueno. Los casi 25.000 que se han contabilizado en cuatro meses (un 45% de crecimiento) permiten apuntar a un total cercano a los 80.000 antes de que acabe el año y conseguir superar las 100.000 unidades el próximo, un año antes que las previsiones iniciales que señalaban a 2020 como la primera vez que se conseguiría una cifra similar en el Puerto de Huelva.

Por los muelles onubenses pasan cada vez más barcos (44 más que en los primeros cuatro meses de 2017) y cada vez mayores, algo que pone de manifiesto la necesidad de acometer un dragado que permita aumentar el calado y cuyos trámites está previsto que se inicien en breve. La estrategia marcada por la Autoridad Portuaria de diversificar los tráficos comienza a dar sus frutos con los números en la mano y todo parece indicar que se verán coronadas con un balance anual que apunta a nuevas marcas que superen las de un 2017 histórico. Los nuevos proyectos de gas natural, la consolidación de los tráficos de productos petrolíferos, el crecimiento de los graneles sólidos y un movimiento de contenedores que todavía no ha encontrado su techo -y todo hace pensar que no lo hará después de la ampliación de la superficie de Concasa en el Muelle Sur- transmiten una sensación de optimismo de un Puerto que sienta sus bases de cara a los próximos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios