Primer 'round' en la Alameda

  • PSOE y PP abren la campaña enfrentados en la avenida y llamando a sus afiliados a luchar por una victoria posible,

La Alameda Sudheim era el cuadrilátero en el que arrancaba anoche la campaña de las autonómicas más ajustada para PSOE y PP. A un lado, en La Casona White, el equipo rojo: más de un centenar de socialistas entusiasmados con los resultados del sondeo del CIS, que a su juicio demuestra su futura victoria. Al otro, en su cuartel general del Hotel Luz, menos de un centenar de integrantes de la marea azul daban el pistoletazo de salida asegurando que la victoria es suya pero advirtiendo que no todo está ganado. El primer round se fue para el PSOE en asistencia y aplausómetro, a juzgar por la cantidad e intensidad de los aplausos en cada lado; quedan quince días para ver el resultado final de la pelea.

Para el partido del puño y la rosa, ese final está claro. El candidato número uno por Huelva al Parlamento andaluz, Mario Jiménez, se mostró convencido de que van a ganar las elecciones andaluzas. Indicó que la encuesta del CIS  refleja que el PP "ha vendido la piel del oso antes de cazarla". Aseguró que se está produciendo un cambio, "ocurrió en 1996 y en 2004 y volverá a pasar en 2012", ya que "los ciudadanos no soportan la mentira".

Según Jiménez, "algo ha cambiado entre el 20-N y la primera manifestación convocada por UGT y CCOO" contra la Reforma Laboral. Manifestó que "la soberbia de la derecha autoritaria se le va a volver en contra" y aseguró que José Antonio Griñán es la persona que en este momento necesita la comunidad autónoma, "conoce muy bien la realidad de Andalucía, es capaz de liderar el proyecto, de aunar las ideas y las energías".

El diputado nacional Javier Barrero comentó que los sondeos "dicen que somos el partido más fiable". Subrayó que el PP ha "engañado" a los ciudadanos "dijeron que no iban a hacer todo aquello que están haciendo", a lo que añadió que "hasta el 20-N podría haber confusión pero ya se terminó, la gente está reclamando de nuevo una izquierda progresista".

Al otro lado de la avenida, el candidato número 1 de los populares, Pedro Rodríguez, recordaba que "tenemos que poner toda la carne en el asador, ahora nos toca rematar la faena". Rodríguez instó a los asistentes a ir "casa por casa pidiendo el voto" para lograr un 25M que "como el 28F será histórico para Andalucía". Un día en el que llegue "la segunda transición, porque para eso es necesaria la alternancia en Andalucía". También tuvo Rodríguez un recuerdo para el vecino de enfrente, el "campeón de los insultos, M.J.".

No fue el único que recordó al PSOE. Con el caso de los ERE en pleno apogeo el PP se presentó como la única alternativa posible ante la "corrupción" (palabra reiterada en los discursos populares) y el paro, un partido que hará recortes pero "no en sanidad, empleo, educación y servicios sociales", señaló el presidente provincial de los populares, Manuel Andrés González. "Ha llegado el momento de la verdad", apostilló Rodríguez, antes de encender la tradicional pantalla con el lema 'Vota PP'. Quedan quince días para comprobar a qué encuestas se acerca más la realidad.

Por su parte, los andalucistas abrieron ayer una campaña de "micromítines" con el desempleo, las infraestructuras y el medio ambiente como ejes aseveró el cabeza de cartel, Francisco Ramos. Gonzalo Leandro, de UPyD llamó por su parte a la despolitización de la administración y a ajustar el tamaño de las instituciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios