El Pleno da luz verde a un centro comercial en la Ronda Exterior

  • Leroy Merlin abrirá un gran establecimiento en una parcela junto al híper de Carrefour · El Ayuntamiento construirá un albergue de transeúntes en Marismas del Polvorín

Comentarios 14

La zona de la Ronda Exterior (junto al campus universitario del Carmen) se consolida como foco comercial con los planes de ampliación del hipermercado de Carrefor y un nuevo proyecto que ayer superó el primer flitro del Pleno del Ayuntamiento: Leroy Merlin aterrizará en una parcela terciaria de casi 19.000 metros cuadrados, cerca de la Avenida de las Fuerzas Armadas y justo al lado del hipermercado. La parcela, regulada en el Plan Parcial 7 de la Ronda Exterior, estaba destinada desde 2003 a un nuevo espacio comercial que no fuera del ramo de la alimentación. La oferta, pues, del nuevo equipamiento se orientará al bricolage y la decoración (en sintonía con la superficie que esta misma empresa tiene ya en funcionamiento en Aljaraque desde hace varios años).

Con el dictamen positivo de Urbanismo, el Pleno dio ayer su aprobación al informe solicitado por la Consejería de Comercio, relativo a la licencia comercial que ha pedido Beca Inmobiliaria para la instalación de esta gran superficie. Las obras arrancarán cuando las bendiciones legales las dé la Administración autonómica, competente en la autorización de equipamientos comercial es de más de 2.500 metros cuadrados.

La oposición socialista explicó en estos términos su voto negativo: "Nuestro compromiso en las elecciones municipales -recordó el viceportavoz José Fernández- fue dar una moratoria a las grandes superficies comerciales pendientes, hasta desarrollar la nueva zona comercial de Isla Chica, marcando como prioridad la situación de los comerciantes del barrio, que tantos años han estado afectados por el cierre del Estadio Colombino, y que a su vez encargaron un informe que cifraba en 82 las tiendas que cerraron desde entonces".

Se apuntó, pues, un debate de fondo que en Huelva late con cada nueva licencia a las grandes superficies y franquicias, ganando el pulso a un comercio tradicional que camina cuesta arriba.

Otra importante actuación que ayer superó el trámite preceptivo del Pleno fue la construcción de un albergue de transeúntes, una dotación que costará en torno a un millón de euros y que ya cuenta con la cofinanciación al 50% de la Junta de Andalucía. El edificio remplazará a las instalaciones obsoletas que el Ayuntamiento tiene desde hace años en la calle Periodista Luca de Tena, en las inmediaciones del mercado de abastos; y se ubicará en la calle Cervantes, en la nueva barriada de Marismas del Polvorín (junto a lo que fuera Tráfico Pesado, hoy, Avenida del Nuevo Colombino).

En breve se sacará a concurso el pliego de condiciones del nuevo albergue municipal (ya existe un proyecto básico), toda vez que ya se cuenta -por convenio- con la subvención autonómica.

Para financiar parte de este equipamiento, el equipo de Gobierno del PP tuvo que elevar ayer al Pleno un cambio de finalidad de inversiones, extrayendo 391.797 euros de una partida de inversiones de 2007 pendiente de utilización. Un trámite que abrió la caja de los truenos, dado que la oposición (PSOE e IU) denunció que, matando dos pájaros de un tiro, los populares "volvieron a hacer trampas con los presupuestos", dijeron, y cambiaron también el destino de "nada más y nada menos que 6,8 millones de euros" para el pago de deudas a largo plazo. Cortando los micros, el propio alcalde Pedro Rodríguez negó la maniobra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios