El Pleno aprueba en bloque la bajada del 4% del IBI para compensar la subida catastral

  • Participa, con el apoyo de IU y Mesa de la Ría, pide que para el próximo año se estudie separar el tramo más alto en aras de lograr una mayor equidad

Como ya es habitual, el Ayuntamiento de la capital inició ayer las sesiones plenarias del año con una convocatoria extraordinaria en la que se aprobaron los honores y distinciones propuestos por el alcalde, Gabriel Cruz, si bien en el orden del día se incluyó también otro punto que afectará, en este caso para bien, al bolsillo de los vecinos de la capital: la congelación de la contribución urbana por tercer año consecutivo.

Tal y como era previsible, la Corporación votó por unanimidad a favor de rebajar el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza urbana para este año, tal y como ya anunció la pasada semana el equipo de gobierno. Una rebaja que será del 4%, el mismo porcentaje en el que el Gobierno incrementa los valores catastrales de las viviendas, garajes, locales y solares de la ciudad.

Así, tal y como expuso la teniente de alcalde de Economía y Hacienda, María Villadeamigo, se busca que los onubenses no tengan que afrontar ninguna subida de impuestos, de modo que se compense la actualización catastral que aplicará Hacienda como consecuencia del Real Decreto-ley 20/2017, de 29 de diciembre.

La propuesta recibió el visto bueno de toda la oposición, si bien hubo apreciaciones por parte de varios grupos. Así, Participa Huelva abogó por que en el futuro se estudie la opción de que en las ordenanzas se divida el tramo del 10%, el de mayor cuantía, de todos los tipos (industriales y de viviendas), al entender que "quien tiene en propiedad una vivienda de mayor cuantía puede asumir esa subida".

A juicio de Jesús Amador, quien ya propuso sin éxito en septiembre una mesa de estudio para aplicar medidas encaminadas a un cambio en la fiscalidad del Ayuntamiento, esta sería una disposición "más redistributiva", ya que los ciudadanos golpeados por la crisis no asumirían incremento alguno, mientras que sí lo harían quienes podrían afrontarla. Y esa recaudación, en sus palabras, "viene bien para el Ayuntamiento", en referencia a los servicios públicos que ofrece el Consistorio.

Tanto Mesa de la Ría como IU apoyaron su propuesta. El presidente de este último grupo, Pedro Jiménez, valoró que no es justo que la rebaja del IBI se aplique a todos por igual porque "no todos manejan los mismos medios", en referencia a las grandes empresas e industrias que obtienen más beneficios.

Ante estas valoraciones, Villadeamigo explicó que el IBI que grava a las industrias está "al máximo". Además, la edil apuntó que este impuesto es objetivo, de modo que afecta al inmueble según el valor catastral del bien, al margen de quién sea el propietario. Así, señaló que la ley es "rígida" y, de aplicar la medida propuesta por Amador, se correría el riesgo de perjudicar a quienes no podrían afrontar la subida.

Ciudadanos, por su parte, dejó clara su postura a a favor de "unos impuestos locales que sean justos", si bien la portavoz, María Martín, precisó que "si sube para el IBI, también sube para las plusvalías por herencia", recordando así que hubo una moción aprobada y propuesta por su grupo para que también se bonifiquen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios