El PSOE denuncia vertidos de aguas fecales en la barriada Parque Moret

  • Un inspector de Aguas de Huelva acudirá hoy a la zona. Moro asegura que sólo puede haber problemas de alcantarillado si los vecinos han hecho obras ilegales

La empresa municipal de Aguas de Huelva hará hoy una inspección del sistema de saneamiento de la barriada Parque Moret -ubicada junto a la Ciudad Deportiva, en el Conquero-, después de la voz de alarma lanzada ayer desde la oposición socialista en el Ayuntamiento. En rueda de prensa, la concejal del PSOE Isabel Delgado se hizo eco la "preocupante situación que están viviendo los vecinos de la zona (donde habitan 40 familias), ante el vertido de aguas fecales y la carencia total de servicios e infraestructuras".

Escombros, ratas y malos olores están lastrando la calidad de vida en este núcleo de casas de planta baja, que hace ya más de 90 años nació como aldea-asentamiento junto a la zona de huertos del Conquero. Según apuntó la edil socialista, cuando se hicieron las acometidas del alcantarillado público en esta zona de la capital, entre 1996 y 1998, hubo varias casas que no se conectaron a la red de saneamiento, de forma que las aguas residuales "van a parar a las laderas del Conquero, donde se están acumulando basuras y malos olores que no sólo afectan a estas viviendas, sino a las instalaciones cercanas como la cooperativa del taxi o los colegios."

En base a esta denuncia, que tiene su origen en la Asociación de Vecinos Mirador del Conquero, el grupo municipal del PSOE instó al Gobierno popular a poner en marcha un plan de actuación diseñado especialmente para acabar con "la desigualdad entre barriadas", toda vez que, según Delgado, "estos vertidos no son el único problema de la zona del Parque Moret, que -al no ser una zona de paso- sigue sintiéndose marginada, sin servicios y sin ningún tipo de inversión por parte del Ayuntamiento".

Al paso de estas declaraciones salió ayer el concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Francisco Moro, en primer término, "alegrándose" de que "por primera vez en 60 años, los socialistas se acuerden de la barriada del Parque Moret y, por fin, se muestren preocupados" por una zona que, según se recordó ayer desde la Gerencia Municipal de Urbanismo, "era un asentamiento ilegal, fuera de ordenación, cuando el PP llegó al Gobierno del Ayuntamiento, de forma que hasta entonces no urbanizó la zona, se le dotó de infraestructuras, viarios y alumbrado público y se integró en la ciudad a través del PGOU, que le dio cobertura legal; además de construirse allí un importante equipamiento para la sede vecinal. En este barrio se ha hecho más inversión por habitante que en cualquier parte de la ciudad".

Respecto al problema de los vertidos, desde el Ayuntamiento indicaron ayer que un inspector de Aguas de Huelva acudirá hoy a la zona para estudiar la situación y tomar las medidas oportunas, teniendo en cuenta que -como ayer se confirmó desde la Gerencia Municipal de Urbanismo-, existen tres viviendas [los socialistas venían hablando de seis] en las que las que la conexión con el alcantarillado público se tuvo que hacer de una manera más complicada, no directamente como en el resto de los casos, dado que había una propiedad privada que se interponía en esas acometidas. "En cualquier caso, -insistieron desde la Gerencia-, todas las viviendas estaban conectadas, aunque no fuera directamente, por lo que si ahora hay un problema con el alcantarillado la causa debe estar en actuaciones ilegales por parte de los vecinos, que hayan hecho obras que hayan afectado a estas tuberías. Según lo que se aprecie mañana [por hoy], se tomarán las medidas oportunas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios