"El Ministerio debe defender el interés general y conceder el cambio de nombre"

  • Jamón de Huelva no entiende el retraso y subraya el perjuicio que está causando al sector · La DO solicita que las certificaciones sobre el cerdo ibérico las realice la Administración y no empresas privadas

Comentarios 2

Gullermo García-Palacios ha sido elegido nuevo presidente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jamón de Huelva. Titular de Explotaciones Agropecuarias María Luisa SA, su elección supone la primera ocasión que un ganadero es elegido para presidir el Consejo Regulador.

-Después de ocho años como vicepresidente en el Consejo Regulador DO, me imagino que no le habrá cogido por sorpresa el nombramiento.

-En cierta forma sí, porque todo ha surgido por la dimisión de José Rodríguez de la Borbolla. Mi candidatura a la presidencia fue respaldada por unanimidad, lo cual es un orgullo para mí, porque es la primera vez que un ganadero es presidente y todavía más porque ha sido a propuesta de los industriales.

-¿Cuál va a ser ahora la misión de la Denominación de Origen? ¿Va a introducir algún cambio?

-Los objetivos son continuistas y tienen tres metas: el cambio de nombre de la Denominación Jamón de Huelva por la de Jabugo, la modificación de la Norma de Calidad del Cerdo Ibérico y la internacionalización de los productos.

-¿En qué trámite se encuentra el cambio de nombre ?

-Estamos pendiente de que la Administración central se pronuncie sobre el recurso que interpuso el grupo Osborne (Sánchez Romero Carvajal) y Consorcio Jabugo. Me parece lícito que una empresa luche por sus intereses pero no que el Gobierno no mire por el interés general, porque toda la provincia de Huelva está unida y respalda el cambio. En cualquier caso no parece muy apropiado que el Ministerio no haya dado aún ninguna respuesta y supedite los intereses particulares a los generales.

-¿Qué puede hacer la denominación para desbloquear la situación?

-Llevamos años negociaciones a tres bandas y en ese tiempo hemos flexibilizado nuestra postura para llegar a un acuerdo con Sánchez Romero Carvajal. Si la empresa no quiere formar parte de la DO está en su derecho y no se puede hacer nada, otra cosa es el contencioso.

-Pero ustedes no están pidiendo que la empresa se integre en la DO sino más bien que no ponga cortapisas al cambio de nombre.

-Las trabas que ponen es porque puedan entender que la denominación Jabugo sea una competencia para su marca. No obstante, en la DO tenemos las puertas abiertas para que entre cuando quiera, pero insisto el Ministerio debe mirar por el interés general. Si hay todo un sector unido (ganaderos e industriales) no es de recibo que la postura de una sola empresa sea motivo para que la Administración no acepte el cambio.

-¿Se han puesto en contacto últimamente con el ministerio?

-Yo mismo he mantenido una conversación con representantes de la Junta de Andalucía y con el actual ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, para hacerles ver las necesidad de sacar adelante la iniciativa, que además no supone ningún coste económico para las arcas públicas. Creo que al margen de lo que estratégicamente supone el cambio de nombre, ya que Jabugo es la marca gastronómica más importante de España, representaría un impulso y un revulsivo comercial para el sector. No entendemos porqué Madrid todavía no se ha pronunciado. Tenemos el respaldo de todo el sector, que era el principal requisito que se nos demandaba.

-Ganaderos e industriales de Huelva entienden que la Norma de Calidad induce a la confusión, al error. ¿De qué manera perjudica al sector onubense?

-De una forma clara, ya que el control y la certificación del cerdo y sus derivados los llevan a cabo empresas privadas y en nuestra opinión esto no es suficiente, porque nos consta que muchas cerdas de cría solo son de raza ibérica en un 50% cuando la normativa establece que tiene que serlo al 100% para que luego una pieza pueda considerarse ibérica. Estas hembras se cruzan con Duroc por lo que luego resulta un cerdo ibérico al 25% que después se vende como puro, lo que representa un fraude. El consumidor lo único que mira es el precio y si le ofrecen dos productos (aparentemente los dos ibéricos) elegirá el más. En Huelva tenemos uno de tres productos gastronómicos mundialmente conocido, junto con el foie gras y el caviar, y sólo el nuestro, el jamón, está en jaque por no defenderlo. El ibérico esté relacionado con la dehesa y el resultado de esta relación es un jamón de calidad que no se pueda elaborar en otros lugares si no es con las mismas condiciones. Hay que informar al consumidor, no hay que engañarlo ni confundirlo y que luego decida.

-Entonces, ¿cuál es su propuesta para evitar fraudes?

-Los controles son fundamentales, con lo cual las empresas inspectoras y certificadoras debería pertenecer a la Administración para que al menos se cumpla la Norma de Calidad establecida, ya que ni siquiera se produce su cumplimiento. Tenemos constancia también que se sacrifican cerdos, cuyas piezas se vende después como ibéricas, con una edad inferior a la establecida. Los cerdos ibéricos es imposible que se sacrifiquen con menos de once o doce meses. Los cruzados con otras razas necesitan menos tiempo para el engorde, se están sacrificando y por tanto incumplimiento de nuevo la normativa.

-¿Qué factores intervienen a la hora de determinar que un jamón es ibérico y de bellota?

-Son cinco: la raza, la alimentación, el tiempo de engorde para el sacrificio, la elaboración y el tiempo de curación. Si no se tienen en cuenta los cincos o se modifica de ellos el resultado será diferente. La denominaciones tenemos que controlar todos estos factores para que el producto que salga al mercado tenga la calidad certificada.

-¿Qué diferencia a la DO de Huelva de otras?

-Para nosotros es muy importante las inspecciones que hacen los técnicos en el campo. En nuestra denominación no se sacrifican todos los animales que se pretenden marcar. Hay una criba estricta por la cual se establece qué animales son los adecuados para llevan el marchamo o la marca de la DO.

-¿Qué características posee el jamón de Huelva que lo hace diferente y tan apreciado?

-La raza ibérica pura y la dehesa constituyen los puntos de diferenciación de los productos derivados del cerdo de Huelva y no podemos permitir que se utilicen de manera fraudulenta porque perjudica gravemente a nuestro sector.

-Una de las principales acciones de la DO es la promoción de los productos, ¿continuará siéndolo?

- Nosotros tenemos la obligación de promocionar la producción amparada por la DO. La próxima cita será Alimentaria y allí de nuevo tendremos la oportunidad de internacionalizar nuestra oferta, que es exclusiva y especial. El jamón es el producto gastronómico español único. Nuestra obligación es saber acercárselo a los extranjeros. Tenemos mucho que mejorar en aspectos como la presentación de los productos. El loncheado es el futuro.

-¿Ha puesto en marcha ya alguna iniciativa propia?

- Para potenciar la raza ibérica pura, el consejo ha aprobado para la campaña que viene, a propuesta mía, exenciones o descuentos, que pueden llegar al 100% , para los ganaderos que marquen ibérico puro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios