Mari Luz aparace muerta

  • Lo encontró un trabajador de la refinería de Cepsa flotando en el agua frente al muelle petrolero · El cadáver estaba vestido con la misma ropa que llevaba la cría el día en que desapareció de El Torrejón

Comentarios 232

l sol despuntaba en lo más alto y llevaba en la boca sabor a sal y luto. Eran las tres y media de la tarde cuando un trabajador de la refinería de Cepsa halló un cuerpo flotando en el agua en el muelle petrolero del puerto exterior de Huelva.

Inmediatamente, el hombre se puso en contacto con la Guardia Civil alertándole de que había encontrado el cuerpo de una niña que presentaba un fuerte golpe en la cabeza. Además, especificó que la criatura estaba vestida y que llevaba puestos chaleco y leotardos fucsia, falda vaquera y botas blancas, al igual que Mari Luz Cortés el día de su desaparición, de la que ayer se cumplían 54 fatídicos días.

Un par de horas más tarde, el hombre testificaba en la comisaría de la Policía Nacional mientras todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado acordonaban todo el perímetro del Muelle de Levante al objeto de proteger de la mirada de los curiosos la llegada de la patrullera que trasladó el cadáver a la zona portuaria alrededor de las 19.00 horas, momento en que la Guardia Civil confirmaba a los medios de comunicación que “en un 99,9 por ciento” se trataba de Mari Luz Cortés.

Tras un ir y venir El coche fúnebre con el cuerpo de la niña de cinco años partió del Muelle de Levante sobre las 19.30 horas, rumbo al tanatorio del Atlántico de la ciudad para ser sometida a las pruebas de autopsia que podrán revelar cuáles fueron las circunstancias de su muerte.

El hermetismo en torno a los detalles de la aparición del cadáver se mantuvo durante toda la tarde. No fue hasta las nueve de la noche cuando el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, confirmaba que el cuerpo inerte hallado en la ría onubense “portaba una ropa muy similar” a la que llevaba puesta Mari Luz el día de su desaparición. 

López Garzón subrayaba entonces ante los medios de comunicación que se arremolinaban en busca de noticias en el tanatorio local que “en un elevado porcentaje de posibilidades el cadáver podría corresponderse con el de la menor desaparecida”, aunque quiso dejar claro que “hasta que no se realicen las pruebas de ADN no se podrá confirmar oficialmente, pruebas que no estarán antes de mañana”.  Dentro de la lógica cautela, el delegado del Gobierno mostró “el más profundo dolor y tristeza” de todas aquellas personas “que desde el primer día han estado en contacto permanente con la familia”, detallando que serán los médicos forenses y el juez quienes decidan cuándo realizar la autopsia una vez se tomen las pruebas de ADN pertinentes. 

En este sentido, López Garzón relató que se avistó un cuerpo flotando en el mar, dando aviso a la Guardia Civil y ésta a su vez a la familia “por las elevadas posibilidades” de que pudiera tratarse de la niña de El Torrejón. También precisó que el cuerpo encontrado en el muelle petrolero llevaba toda la ropa puesta y presentaba un avanzado estado de descomposición, aunque aseguró desconocer si presentaba síntomas de violencia, punto en el que hay que destacar que el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, ha detallado que el cadáver presentaba la cabeza fracturada. 

López Garzón aseveró finalmente que ahora, “tristemente”, la investigación policial que debe llevar a cabo la Policía Científica “contará con una base de datos con la que trabajar”.

Después de llegar al tanatorio el cadáver de la pequeña y sus familiares más cercanos, un dispositivo compuesto por alrededor de 30 agentes de la Policía Nacional y Local impedía el acceso de amigos y vecinos hasta estas instalaciones -sólo accedían las personas que acudían a otros velatorios-.

Numerosos onubenses, venidos desde distintos puntos de la provincia se fueron agolpando junto a todos los vecinos de la barriada capitalina de El Torrejón  que poco a poco se enteraban de que la pequeña Mari Luz había aparecido sin vida en la ría del Odiel. La noche avanzaba y, en torno a las 22.30 horas, alrededor de 800 personas se daban cita dentro y fuera de las instalaciones del tanatorio para expresar su apoyo y condolencias a la familia de Mari Luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios