Reyes magos

Mañana mágica en asilos y hospitales

  • Los Reyes Magos inician sus visitas en la residencia de discapacitados María de Nazaret

  • El Coro del Lazareto canta el 'Cumpleaños feliz' al alcalde en el autobús real

Una mañana mágica se vivió ayer en las residencias de mayores, discapacitados y hospitales de la capital onubense con la visita de los Reyes Magos y la Estrella de la Ilusión, que se desplazaron en un autobús de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos S.A. Emtusa, decorado para la ocasión. Acompañaron a los Magos de Oriente durante su recorrido matinal el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, y los concejales de Cultura, Elena Tobar, y de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño.

Tras el desayuno en el Salón de Chimeneas de la Casa Colón, la comitiva real inició su recorrido a las nueve menos cuarto de la mañana. La primera parada fue en la residencia de discapacitados María de Nazaret, en el Molino de la Vega. En las instalaciones le esperaban un grupo de niños, familiares de los usuarios y trabajadores del centro. Abrían camino al cortejo el Coro del Club de Pensionistas del Lazareto, que a lo largo de la mañana interpretó un variado repertorio de villancicos.

La comitiva real vive momentos muy emotivos con los mayores y niños

Sus Majestades y la Estrella de la Ilusión repartieron regalos y caramelos entre los residentes, que les aguardaban en una estancia del centro. A la salida, le tocó el turno a los pequeños, que también recibieron sus presentes.

Tras la visita los usuarios de la residencia salieron para despedir a la comitiva real y hacerse una foto para inmortalizar el momento.

En el autobús, camino de la residencia Sor Ángela de la Cruz, el Coro de Pensionistas del Lazareto sorprendió al alcalde cantándole Cumpleaños feliz. Éste comentó que el 5 de enero "es un día tan especial que convierte el día de mi cumpleaños en algo diferente".

En la residencia Sor Ángela de la Cruz, los Reyes Magos y la Estrella de la Ilusión se dirigieron a la capilla, donde fueron recibidos por las monjas. De allí se trasladaron a una de las estancias, donde se encontraban los ancianos, que vivieron un día de fiesta con la comitiva real. Algunos tocaron castañuelas, maracas y pandereta al ritmo del Coro de Pensionistas del Lazareto, e incluso el alcalde cantó con ellos un villancico.

También hubo regalos para los Magos de Oriente. Las ancianas de la residencia los elaboraron para ellos: unos artísticos cofres redondos y fundas de pequeñas libretas con los rostros de sus Majestades.

A lo largo del recorrido la gente se asomaba a los balcones de sus viviendas para ver pasar el autobús de los Reyes Magos.

Con Campana sobre campana, interpretado por los integrantes del coro, llegó la comitiva a la residencia de pensionistas de Santa Marta. Allí los mayores estaban desayunando en el comedor. Los Reyes Magos y la Estrella de la Ilusión charlaron con ellos y les entregaron regalos y caramelos.

La siguiente parada fue en el asilo Santa Teresa Journet. En el recibidor un anciano, con sombrero y bastón, se echó un baile al compás de un villancico. Los usuarios aguardaban a la comitiva real en la capilla. No quiso perderse el encuentro de los Reyes Magos con los mayores el exalcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, que llegó acompañado de su esposa, Carmen Garrido.

Los Magos de Oriente se pararon ante el nacimiento instalado en la capilla y rindieron un homenaje al niño Jesús.

En la residencia Virgen del Rocío, varios mayores se emocionaron con la llegada de sus Majestades. Los usuarios se encontraban en la sala de estar, donde fueron los Magos de Oriente, repartiendo caramelos y regalos. Uno de los ancianos no dejó de tocar la pandereta mientras cantó el coro.

De allí el cortejo se trasladó a los centros hospitalarios, primero al Vázquez Díaz. A las puertas del hospital, profesionales sanitarios sacaron fotos y vídeos de la llegada de los Reyes Magos. Estos fueron conducidos a la Comunidad Terapéutica de Salud Mental, donde les tenían preparado un ágape, conformado por roscón de reyes y un amplio surtido de dulces navideños.

La última parada fue en el hospital Juan Ramón Jiménez. Un enfermero con megáfono en mano anunció la llegada de los Reyes. Estos y la Estrella de la Ilusión vivieron un momento muy emotivo con los niños ingresados en la planta de Pediatría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios